Año nuevo, nuevo comienzo

Año nuevo, nuevo comienzo

ano-nuevo-2017-portada

Ya no hay excusas. Ha llegado enero. Hay que empezar a cumplir las promesas que nos habíamos marcado. Cuando el 1 de enero se veía tan lejano, no nos parecía tan difícil. Pero ya llegó y hay que cumplir.

¿Aprender un idioma nuevo? ¿dejar de fumar? ¿adelgazar? ¿empezar en el gimnasio?

Sea cual sea tu propósito de año nuevo, hay que tomárselo con calma. Pretender conseguir un reto largamente deseado en tan sólo unos días es prácticamente imposible. Planificar es importante, y planificar correctamente tus objetivos puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso. Así que te damos algunos consejos para lograr tu objetivo:

– La constancia es imprescindible: hay que ser realista con el tiempo del que se dispone y lo que se necesita para realizar cada una de las labores. Es recomendable utilizar una agenda para ir anotando y asimilar en poco tiempo lo que debemos hacer o no durante el día. El orden ayuda a no sentirse abrumado. Es muy importante ser constante, una actitud que requiere esfuerzo y sacrificio, pero que a la larga da frutos muy beneficiosos.

– Si es necesario, pide ayuda. En el caso de la pérdida de peso, lo mejor es ponerse en manos de profesionales. En la Clínica Bruselas contamos con un equipo altamante cualificado para que logres tu peso ideal sin poner en riesgo tu salud.

-Que dependa de ti: el objetivo tiene que depender de nosotros mismos, y no de los demás. Cuando definimos objetivos y planes para este año que dependen de los demás, estamos poniendo fuera de nuestro control si se cumplen o no se cumplen.

– Sé realista: los proyectos demasiado ambiciosos son fáciles de abandonar; hay que abarcar cosas que veamos que están a nuestro alcance. Nuestro objetivo tiene que ser retador pero alcanzable.

-No seas estricto: deja un margen a la flexibilidad. Aunque ajustes tu objetivo, no seas demasiado duro contigo mismo, porque si no, en el momento en que falles te pueden entrar ganas de tirar la toalla. Es muy útil utilizar la palabra “casi”.

– Revisa tu objetivo cada cierto tiempo: Pasado un tiempo prudencial, párate a pensar si lo que te habías propuesto te sigue interesando, si crees que aporta algo a tu vida, si han aparecido nuevos obstáculos que te obliguen a replantearte cómo conseguir lo que te propusiste.

Give a Reply