Bichectomia: tratamiento facial para afinar el rostro

bichectomía

Bichectomia: tratamiento facial para afinar el rostro

La grasa, por motivos que a menudo desconocemos, se acumula en lugares en los que es muy difícil deshacerse de ella. Por más que adelgaces, o hagas ejercicio, esa grasa sigue ahí impasible. Este es el caso de las bolas de bichat, una zona facial que permite moldearse a través de la bichectomía.

¿Qué es una bichectomía?

Muchas personas poseen una cara rellenita con cachetes muy voluminosos. En algunos casos, el volumen también se encuentra en la zona de debajo de la mandíbula, formando la conocida e incómoda papada que suele surgir con el paso de los años y la pérdida de elasticidad en la piel. Generalmente, esto suele darse con mayor frecuencia en las personas que poseen cierto exceso de peso pero dada la genética también puede aparecer en personas delgadas que han heredado la característica de tener la cara gordita. Estas últimas, sólo podrán reducir su volumen a través de la eliminación de la grasa localizada mediante la bichectomía.

El tratamiento de bichectomía se caracteriza por ser un procedimiento quirúrgico basado en la eliminación de esos cúmulos de grasa con forma de bola que se encuentran almacenados en una zona concreta del rostro, las mejillas. El principal problema de estas bolas es meramente estético, y provoca que no exista una armonía clara entre la zona facial con el resto del cuerpo. Estilizar el rostro nos permite eliminar ese aspecto regordete, abultado y poco definido en el rostro.

La extracción de las bolas de Bichat conocida como bichectomía se efectúa a través de una pequeña incisión, de 1,5 cm., aproximadamente, en el lado interno de cada una de las mejillas. La duración de la intervención va de 10 a 20 minutos (podrá variar en función de caso). Tras esto, el paciente puede volver a casa para llevar a cabo la recuperación allí.

Durante los primeros días del postoperatorio de la bichectomía, el volumen de las mejillas aumenta. Además, es recomendable tomar líquidos fríos las 24 horas posteriores a la cirugía. A los 15 o 21 díasya se empieza a notar y a los tres meses se pueden ver los resultados de la bichectomia definitivos. El proceso de extracción de las bolas de bichat es fácil y no es doloroso.

Los resultados de esta intervención son excelentes, así como la recuperación a la vida laboral y/o cotidiana, pues realizamos un seguimiento exhaustivo y personalizado sobre cada paciente.

Pide una cita personalizada en nuestro Centro Clínico para una mejor información y los doctores estarán encantados de resolver cualquier duda, y de mejorar tu imagen para que consigas sentirte a gusto con tu propia piel.

Give a Reply