Bodytite ¿qué es y qué resultados consigue?

bodytite

Bodytite ¿qué es y qué resultados consigue?

Bodytite es un tratamiento de medicina estética que, mediante el empleo de la radiofrecuencia elimina la flacidez corporal y facial sin dejar cicatrices. Es una lipólisis muy específica que se ayuda de la radiofrecuencia para el remodelado del cuerpo, con efectos espectaculares, en zonas propensas a la acumulación de grasas que se acaban convirtiendo en focos permanentes y muy resistentes, como son los muslos, el abdomen y la papada. Está muy indicado para la flacidez de los brazos, el efecto conocido como “alas de murciélago”.

¿Cómo? Se practica una pequeña incisión en un lugar discreto, se introduce una fina cánula en el tejido adiposo y se produce el calentamiento de la grasa hasta licuarla, con lo que se consigue la contracción del tejido subdérmico y la retracción de la piel.

Los resultdaos de bodytite son muy similares a los que se obtendrían con un lifting o una liposucción, porque se consigue, además de la retracción de la piel y de los tejidos, la eliminación de la grasa localizada y la piel descolgada, pero con la gran ventaja de que no necesita quirófano, no deja cicatrices porque se realiza con anestesia local o crema anestésica, y los resultados son visibles de forma inmediata desde la primera sesión, aunque el aspecto final se obtiene a los seis meses.

No es un tratamiento para casos de obesidad extrema, pero es recomendado para mejorar zonas concretas, en las que se puede realizar entre una y cinco sesiones, espaciadas mensualmente. También puede emplearse como tratamiento complementario a otras técnicas que se sí realizan en quirófano, como liftings faciales, liposucciones tradicionales, blefaroplastias

¿Qué vas a notar tras Bodytite?

Desde el primer momento se aprecia una retracción de la piel, un efecto tensor en la misma que logra una contracción de hasta un 47% en las zonas del abdomen, cartucheras, escote, muslos interiores y brazos, entre otras zonas.

El procedimiento dura aproximadamente una hora y el paciente puede marcharse a casa el mismo día, con una venda compresiva que deberá llevar durante una semana aproximadamente.

El plan de tratamiento se ajusta a las necesidades de cada paciente, tanto en el número de sesiones como en la zona a tratar.

Como es un procedimiento poco invasivo, que no deja cicatrices ni necesita post operatorios complicados, los pacientes pueden incorporarse a su vida cotidiana de manera rápida.

 

Give a Reply