Tratamiento del lipedema en Madrid

Lipedema (lipoedema)

¿Has notado que, tras hacer dieta y ejercicio, sigues ganando volumen en las piernas y las caderas? ¿notas dolor e hinchazón?¿aparecen con frecuencia hematomas y no sabes la causa? ¿Sientes que la parte inferior de tu cuerpo no tiene nada que ver con la superior? Podrías padecer lipedema.

El lipedema, también conocido como «desorden del tejido adiposo”, es una enfermedad crónica que afecta generalmente a las mujeres y se caracteriza por la acumulación progresiva y de forma anómala y desproporcionada de grasa, en la parte inferior del cuerpo, siendo esta resistente a dietas y ejercicio y provocando en la mayoría de casos dolor a la presión, edema, y en casos avanzados, incluso problemas de movilidad. Aproximadamente, en el 70% de los casos comienza en caderas y muslos para afectar posteriormente a la zona de las pantorrillas y los tobillos e incluso brazos. ¿Quieres saber en qué consiste y cuál es el tratamiento para el lipedema? A continuación te contamos todo sobre esta enfermedad.

El lipedema es una alteración crónica que provoca la acumulación de tejido graso, principalmente en los miembros inferiores de una forma anómala y desproporcionada, aunque también puede llegar a afectar a brazos. Las personas con lipedema presentan siluetas descompensadas en las que las piernas son más gruesas que el resto del cuerpo, sin existir, en muchos casos, diferencia entre muslos, rodillas y tobillos. Como consecuencia de la textura nodular de este tipo de grasa, en casos avanzados, puede llegar a producirse el colapso del sistema linfático.

Normalmente la presencia de lipedema en un paciente es confundida con la obesidad o simple celulitis , y en la mayoría de casos, las afectadas han pasado su vida de consulta en consulta sin obtener nunca una solución a su situación, y las acompaña una sensación de frustración y desesperación, ya que pese a tener hábitos saludables, esta grasa no responde como debería y conlleva en muchos casos, dolores difíciles de compaginar con el día a día.

Actualmente existen pocos estudios a cerca de sus posibles causas pero parece existir un alto grado de implicación genética y hormonal. Asimismo, suele presentarse principalmente en mujeres (entre un 12% y un 20% de la población femenina lo padece), y los síntomas suelen ponerse de manifiesto a partir de la pubertad y en algunos casos volverse más acusados, sobre todo después de el embarazo o la menopausia, así como con el aumento de la edad.

El lipedema en las piernas cuenta con varios grados o niveles diferentes. Estos son la clave para saber cuál es el estado de gravedad en el que se encuentra la paciente. De esa forma, existen tres tipos:

  • En el grado I es difícilmente detectable. La superficie de la piel presenta un estado normal, pero si palpamos se pueden percibir los pequeños nódulos, en muchos caso ya hay síntomatología asociada.
  • En el grado II, la piel ya ha adquirido una superficie irregular que al tacto es dura como consecuencia del aumento de la estructura nodular.
  • En el grado III, la piel está deformada como consecuencia del tejido adiposo. Los nódulos que aparecen varían en tamaño y pueden existir roturas en la piel, papilomatosis y acantosis. La extremidad en este nivel es ya bastante voluminosa, especialmente en las áreas afectadas.

En un grado muy avanzado , puede ocurrir que el sistema linfático se vea comprometido, y hablaríamos entonces de una afección conocida como linfedema.

El síntoma principal de esta enfermedad es una hinchazón simétrica que aparece en las piernas, aunque puede suceder que una esté ligeramente más afectada que la otra. Aparece una desproporción inusitada de las extremidades inferiores con respecto al resto del cuerpo, alterando la figura.

El resultado es una sensación de incomodidad y pesadez, acompañada de una mayor sensibilidad que llega a ser dolorosa y de la formación de hematomas que se producen de manera inesperada o ante el más mínimo traumatismo, consecuencia de la presión a la que se ve ven sometidos los capilares.

Otros síntomas comunes del lipedema son:

  • Hematomas que se crean con facilidad.
  • Pies y manos normales, no afectadas, en las que no se muestra edema.
  • Volumen simétrico en ambas extremidades.
  • Presencia de venas varicosas o arañas vasculares.
  • Alta sensibilidad al dolor en las zonas afectadas. Al andar, en reposo o al tacto.
  • Piel que, al ser presionada con el dedo, no produce hendidura (Fóvea negativa)
  • Dolor en la articulaciones que puede llegar a producir problemas al caminar (deterioro de la movilidad).
  • Acumulación de grasa (fat pads) encima, por dentro y por debajo de las rodillas, y en la región exterior de los muslos/caderas.
  • Acumulación de grasa en los brazos (un 30% de los casos presentan también lipedema en los brazos)
  • Piel de naranja.
  • Progresivo deterioro de la movilidad si no se trata.
  • Menor temperatura en las extremidades que en el resto del cuerpo.
  • Hipermovilidad o hiperlaxitud.

Los medicos especialistas en lipedema aconsejan que ante cualquier acúmulo de grasa desproporcionado, hinchazón anormal, o dolor que aparezca en las partes inferiores, se acuda al médico para solicitar una valoración adecuada y un diagnóstico preciso.

  • Desde la pubertad notas que padeces de «piernas gordas»
  • La piel de tus extremidades se ha vuelto áspera y/o nodular
  • Existe una distribución simétrica en la grasa de ambas piernas en caderas y muslos (piernas rectas)
  • Tus manos y pies tienen un tamaño normal, al contrario que el resto de extremidades
  • Sufres dolor o un aumento extremo de la sensibilidad en las zonas afectadas
  • Se ha producido un aumento relevante del volumen de tus extremidades tras la pubertad, el embarazo o la menopausia
  • Las dietas y el ejercicio no te ayudan a perder peso como deberían
  • Muestras hematomas con facilidad sin tener claro su origen
  • Existe algún miembro de tu familia que presente la misma afectación
  • Has consultado con diferentes expertos en nutrición y obesidad sin obtener un resultado claro y/o eficaz

Si coincides con al menos la mitad de estas afirmaciones, es muy probable que padezcas esta enfermedad. En nuestra clínica de cirugía estética de Madrid contamos con personal experto en su tratamiento, que estudiarán tu caso y tras determinar si efectivamente lo padeces, te ofrecerán la mejor solución para mejorar los síntomas. Solicita una consulta gratuita con nuestro equipo rellenando el formulario que encontrarás en esta página.

Aunque existen tratamientos conservadores con compresión y drenajes linfáticos periódicos, en nuestra clínica nos especializamos en el abordaje quirúrgico.

El tratamiento debe ser individualizado, es decir, debe ajustarse a la situación concreta de cada paciente. Los médicos especialistas en lipedema aconsejan la eliminación de la mayor parte de las células grasas afectadas. En este sentido, resulta recomendable optar por un procedimiento de liposucción.

En función de la extensión de la afección según la paciente, se puede requerir más de una intervención. Aunque no se conoce una cura definitiva, si está demostrado que la eliminación del tejido enfermo, mejora la apariencia y sobre todo alivia o elimina los síntomas asociados.

La operación se lleva a cabo con anestesia local y sedación y se combinan la técnica Tumescente y PAL.

La mejora es notable de inmediato al igual que el alivio de síntomas, aunque los resultados definitivos no serán apreciables hasta después de unos meses, una vez la mayor parte de la inflamación haya remitido.

En cuanto al postoperatorio, en nuestra clínica contamos con distinta aparatología, que forma el combo perfecto para una buena recuperación, Además para optimizar los resultados y favorecer la firmeza y retracción de la piel, la paciente precisará llevar una faja de compresión desde que se finaliza la intervención ya en quirófano hasta el tiempo que el especialista determine oportuno.

En caso de padecer alguna patología médica se recomienda traer los informes pertinentes, así como una eco-Doppler de los miembros inferiores, que pueda descartar la presencia de varices, condición de máxima importancia en el abordaje quirúrgico del lipedema.

MÁXIMA CALIDAD ASISTENCIAL

Sin duda alguna una aparatología inmejorable para asegurarnos un resultado excelente.

TRATAMIENTO PARA EL LIEPEDEMA: ANTES Y DESPUÉS

En este apartado podrás visualizar algunas de las pacientes que se han sometido al tratamiento del lipedema en nuestra clínica.

En cada caso, realizamos un estudio personalizado de la anatomía de la paciente y de sus objetivos con la intención de aportar las mejores opciones para la consecución de todas sus metas.

Si padeces lipedema y estás interesada en ponerle remedio, puedes solicitar una consulta gratuita en nuestra clínica de cirugía estética en Madrid. Nuestro equipo te asesorará y recomendará el mejor tratamiento para la consecución de tus objetivos.

reloj

Tiempo de intervención

El tiempo de intervención variará en función del grado de afectación del paciente.

postoperatorio

Hospitalización

No requiere de ingreso hospitalario.

anestesia

Anestesia

La liposucción se realiza con anestesia local y sedación para evitar las molestias.

recuperación

Recuperación

El tiempo de recuperación puede variar en función del grado de afectación.

resultados

Resultados

Los resultados serán visibles después de varios meses.

Tiempo de intervención

El tiempo de intervención variará en función del grado de afectación del paciente.

Hospitalización

Al tratarse de una cirugía ambulatoria, no requiere de ingreso hospitalario y, por tanto, se le dará el alta a la paciente el mismo día.

Anestesia

La liposucción se realiza con anestesia local y sedación para evitar las molestias.

Recuperación

El tiempo de recuperación puede variar en función del grado de afectación.

Resultados

Los resultados serán visibles después de varios meses.

Pida más información

linia

Complete el cuestionario y nuestros expertos se pondrán en contacto con usted para resolver sus dudas.

He leído y acepto las condiciones legales.