Cirugía intima: cada vez más demandada

Cirugía intima

Cirugía intima: cada vez más demandada

A todas las mujeres les gusta sentirse a gusto con su cuerpo. En algunas ocasiones, alguna parte de nuestro cuerpo nos avergüenza o no nos gusta enseñarla en público. Si además una de las zonas que no nos gusta es la zona genital, se suele producir rechazo a mantener relaciones sexuales. Pero para ello hay una solución.

Se entiende por cirugía genital o cirugía íntima el conjunto de intervenciones (estéticas y reparadoras) que pueden llevarse a cabo en la zona genital de la mujer. Entre ellas, se encuentran la labioplastia, la liposucción del monte de Venus, la vaginoplastia, la clitoriplastia y la himenoplastia o reconstrucción del himen.

Sin duda la más demandada de todas ellas es la labioplastia, que consiste en la modificación (una reducción, en la mayoría de los casos) de los labios de la vagina. También es frecuente el aumento de los labios mayores mediante autoinjerto de grasa o lipofilling.

El aumento en la demanda de este tipo de técnicas quirúrgicas obedece a varios motivos. El primero y más importante es la generalización de la depilación integral, que deja al descubierto toda la anatomía y hace que los labios menores queden más visibles, lo que lleva a las mujeres a querer pasar por el quirófano para reducir su tamaño. Otra razón es que estos problemas, además de ser molestos e incómodos, pueden resultar perjudiciales para la salud y provocar infecciones vaginales. También pueden dificultar el placer sexual.

En el proceso de envejecimiento, al igual que en otras zonas corporales, se produce un proceso de disminución de la turgencia y volumen. En algunos casos los labios menores cambian el color, sobrepasan a los mayores y alteran el uso de ropa íntima o bañadores e incluso las relaciones sexuales. Debido a aspectos congénitos, este problema también es muy habitual en mujeres jóvenes.

La labioplastia puede devolver la turgencia y la tersura a tu zona vaginal. Es una intervención menor que se realiza con anestesia local, ya que es una cirugía ambulatoria que suele durar entre 30 minutos y una hora aproximadamente, por lo que la paciente vuelve a su domicilio el mismo día de la intervención.

Se realiza con anestesia local y sedación para conseguir que la paciente esté tranquila y relajada durante la operación.

La paciente vuelve a su domicilio el mismo día de la intervención.

Durante el mes de julio puedes realizarte una labioplastia en la Clínica Bruselas por sólo 1.800 euros. En nuestro centro también podrá elegir diversas fórmulas de financiación. Pide una cita personalizada en Nuestro Centro para una mejor información acerca de la cirugía genital+ femenina y los doctores estarán encantados de resolver todas tus dudas y valorarte y aconsejarte sobre el tratamiento más adecuado para tu caso.

 

Give a Reply