Colágeno: el pegamento de la piel

Colágeno: el pegamento de la piel

La piel es el órgano más externo y extenso del cuerpo humano. Su espesor puede variar entre 1,5 y 4mm, siendo la piel más fina la de los párpados y la más gruesa la de los talones. Su peso puede oscilar entre los 3-4 kilos y su superficie es aproximadamente de 2 metros cuadrados. La piel nos preserva de las agresiones del mundo exterior. Además, a través de las glándulas sudoríparas se regula la temperatura corporal. También tiene funciones sensoriales.

colageno

La piel se está renovando constantemente. Las nuevas células surgen de las capas más profundas y migran hasta la superficie en un ciclo que dura alrededor de veintiocho días.

Tanto nuestra piel como nuestros huesos son creados principalmente por colágeno, así que cuando nos preguntamos para qué sirve el colágeno, podríamos contestar básicamente que es para mantener en buen estado estas importantes partes de nuestro cuerpo, no solamente para mantenerlas sólidas, sino que también para ayudarles a regenerarse cuando se tiene cualquier tipo de accidente.

La piel del cutis de la mujer tiene menor cantidad de colágeno que la del hombre, además de ser un 25% más fina y de textura más rugosa que la masculina. Eso hace que envejezca de forma más progresiva, aunque antes que la del hombre.

Con la edad la producción de colágeno se reduce. Para que nos sirva de referencia podemos decir que, aproximadamente, sobre los 40 años esta producción se reduce a la mitad generando el comienzo de envejecimiento de la piel y una pérdida de flexibilidad importante en los tejidos que contienen colágeno.

Las inyecciones de colágeno sirven para mejorar diferentes aspectos de la piel y no solamente las arrugas, así que si quieres tratar con colágeno problemas como las patas de gallo en los ojos, líneas de expresión e incluso cicatrices de espinillas o acné, puedes lograrlo perfectamente con esta increíble y revolucionaria técnica estética.

Incluso, muchas personas desconocen que la técnica de inyecciones de colágeno también se puede utilizar para mejorar el aspecto de las mejillas, los labios e incluso la espalda y el cuello, cuando alguna de estas áreas se encuentra un poco flácida y se quiere mejorar su tersura.

Muchos pacientes aseguran que estas inyecciones utilizadas para rejuvenecer el cuerpo tienen un mejor efecto cuando se acompañan de tratamientos laser o procedimientos de estiramientos.

Si quieres saber qué tratamiento puede mejorar el aspecto de tu piel, en la Clínica Bruselas contamos con el mejor equipo médico, dispuesto a estudiar tu caso sin compromiso y a ofrecerte los mejores tratamientos.

Pide cita gratis sin compromiso y te atendemos en menos de 24h en Madrid

Give a Reply