Combate la resaca…si puedes

Combate la resaca…si puedes

La Navidad es, entre otras cosas, época de excesos, sobre todo de alimentos y bebidas. Por supuesto, la moderación es la clave para llegar al año nuevo sin sufrir demasiado, pero en ocasiones “se nos va la mano” y al día siguiente padecemos la temida resaca.

Decir que la mejor manera de evitarla es no ingerir alcohol resulta evidente, pero una vez llegados la día después de nada sirve lamentarse, porque no alivia.

En la intensidad y duración de la resaca no solo influye la cantidad de alcohol ingerido, sino que también intervienen otros factores, como el sexo (las mujeres en general son más sensibles a los efectos nocivos del alcohol), el peso, la edad y la capacidad individual de tolerancia al alcohol que tiene cada persona.

resaca

Consejos para evitar la resaca

No existen remedios infalibles, pero sí algunos trucos para paliar los efectos:

Descansa siempre que te sea posible; la resaca suele desaparecer al cabo de 24 horas. Además, aunque al día siguiente de haber consumido una importante cantidad de alcohol no te sientas mal, piensa que los efectos de esta sustancia pueden disminuir tu capacidad de atención y concentración, por lo que podrías sufrir un accidente de tráfico, por ejemplo.

Necesitas mantenerte hidratado porque el alcohol causa deshidratación, por lo que debes beber agua en abundancia a lo largo del día. Lo mejor es sustituir el café del desayuno por alguna infusión.

El limón es el mejor depurador del hígado que existente en la naturaleza. Y como se sabe, el hígado suele salir bastante perjudicado durante las ingestiones de alcohol. Como tónico hepático, se recomienda beber al levantarse el zumo de un limón en un poco de agua caliente o tibia. Tomar limón es muy mineralizante, nos aporta gran cantidad de minerales que hemos perdido a causa de las bebida alcohólicas.

– Si es el estómago el que nos crea problemas debemos de tomar alimentos suaves para no seguir dañando las mucosas del estomago. Infusiones como la manzanilla o el boldo nos ayudaran, incluso los antiácidos, nos pueden ayudar con la acidez estomacal.

En cualquier caso, trata de pasar el día con el menor esfuerzo posible, recurre a algún medicamento si la patología lo exige, y apunta en tu mente el consabido:

No vuelvo a beber… hasta la próxima.

 

 

Give a Reply