“Cómete” la flacidez con Silicio Orgánico

“Cómete” la flacidez con Silicio Orgánico

Después del oxígeno, el silicio es el elemento más abundante de la corteza terrestre. Sin embargo, nuestra alimentación actual es pobre en este mineral, que está presente de modo natural en numerosos tejidos del cuerpo como hueso, músculo o la misma piel. Con la edad disminuye la tasa de silicio en el organismo y la capacidad de asimilarlo, con lo que aumenta el riesgo de fragilidad de la dermis, flacidez e incluso osteoporosis.

Por eso, un aporte externo de este mineral mejora la estructura, elasticidad, tersura y belleza de la piel.

Lo que se consigue aportando silicio al organismo es mejorar el sustrato para la formación de nuevas fibras elásticas y colágenas, que confieren un entramado a la piel y le aportan su turgencia. Se trata de “dar de comer a la piel”, de facilitarle los “ladrillos” sobre los que construir una nueva estructura.

Como resultado, la piel de naranja mejora considerablemente. El tratamiento se realiza con la técnica típica de mesoterapia: microinyecciones con una aguja muy fina a través de las cuales se introduce la sustancia en la zona afectada.

Give a Reply