Cómo afecta el uso de mascarillas a la piel de tu rostro

mascarillas

Cómo afecta el uso de mascarillas a la piel de tu rostro

Parece ser que las mascarillas han venido a quedarse con nosotros por una temporada, así que después de su empleo durante este tiempo hay que empezar a preguntarse no sólo cómo nos afectan en nuestras relaciones sociales sino cómo afectan a la piel de nuestro rostro. Hay que recordar que las mascarillas son obligatorias siempre que no podamos cumplir con la distancia mínima de seguridad. Porque además todos los problemas que puedan presentarse se ven agravados por el calor del verano.

En las últimas semanas se ha producido un aumento de consultas por dermatitis en cara y cuello, causadas por el uso de las mascarillas, sobre todo en pacientes con dermatitis atópica, seborreica, rosácea o simplemente sensible.

Es habitual que aparezcan lesiones por el roce, y que además se empeoren esas patologías cutáneas previas. Las personas que presentan alguna de estas enfermedades, necesitan un tratamiento dermatológico específico y particular para su caso concreto.

Cuando la piel está especialmente irritada y necesitamos rebajar la inflamación un dermatólogo puede prescribirnos cremas con corticoides.

La sudoración no mejora precisamente el cuadro de alteraciones cutáneas, que puede alterar los problemas previos como la rosácea o herpes, que habrá que tratar con antibióticos o antivirales.

En caso de roces normales podemos aplicar alguna crema con base oleosa para nutrir especialmente en el puente de la nariz y en la barbilla. Es básico preparar el rostro a diario antes de la colocación de la mascarilla, hidratándolo bien, aunque es igual de importante que cuando podamos dejar de llevarla puesta limpiemos la piel en profundidad, la hidratemos y la dejemos respirar y airearse.

Los consejos que debemos tener en cuenta:

  • No usar maquillaje si no es necesario
  • Emplea hidratantes adecuadas tu tipo de piel y edad
  • Lava la cara con agua templada y jabones limpiadores suaves y sin fragancias, evitando sustancias potencialmente irritantes
  • Si tienes problemas cutáneos con un tipo concreto de mascarilla, intentar usar otra similar (en cuanto a nivel de protección), pero de materiales diferentes.

Give a Reply