Cómo aliviar la retención de líquidos

retención de líquidos

Cómo aliviar la retención de líquidos

Estos días de confinamiento en los que no has podido salir y apenas has podido realizar ejercicio físico han pasado factura a tu cuerpo, y te sientes hinchada y como llena de líquidos. Esta situación, que ocurre a menudo durante los embarazos o debido a alteraciones hormonales, también se produce a causa del sedentarismo, voluntario u obligado, y provoca sobre todo hinchazón en el rostro, aumento del volumen abdominal y pesadez de piernas. Para saber si estamos sufriendo retención de líquidos lo más sencillo es fijarnos en si los calcetines dejan marcas en los tobillos que antes no aparecían, o si tras presionar unos 30 segundos en la zona cercana a los tobillos se queda el dedo señalado. También tiene otras manifestaciones físicas, como las bolsas en los ojos o los anillos que te aprietan más de lo normal.

Si es así, es a causa de la retención de líquidos que sufre nuestro cuerpo, y que puede aliviarse de distintas maneras.

La forma más eficaz de eliminar líquidos es caminar de manera continua durante 30 minutos al día. En caso de no poder hacerlo, la bicicleta estática ofrece una buena alternativa.

Otros hábitos beneficiosos para el correcto drenaje de líquidos son terminar cada ducha con un chorro de agua fría en las piernas y aplicar regularmente cremas con efecto vascular, realizando un masaje en sentido ascendente, desde los tobillos hasta los brazos.

Beber mucha agua ayuda a arrastrar los sedimentos producidos por nuestro organismo, y son igualmente eficaces las infusiones de cola de cabello, hibisco o té verde.

Algunos alimentos son igualmente depurativos, como la piña o los pimientos asados.

Es conveniente reducir la ingesta de sal y de alimentos elaborados.

Y uno de los mejores tratamientos que hay para estimular el sistema linfático y eliminar líquidos del cuerpo es la presoterapia. Aplicada en las piernas o en todo el cuerpo provoca, además de una sensación placentera de relax, una regeneración muscular y la presión necesaria en los puntos concretos que liberarán los líquidos acumulados.

 

Give a Reply