Cómo elegir tu talla de sujetador perfecta

Cómo elegir tu talla de sujetador

Cómo elegir tu talla de sujetador perfecta

A pesar de que es una prenda de uso diario, muchas mujeres eligen de forma errónea la talla del sujetador. En algunas ocasiones por rutina, en otras por desconocimiento e incluso por comodidad, lo cierto es que un gran porcentaje de mujeres usa una talla de sujetador que no se corresponde con la talla real de su pecho o su contorno. A la larga, esto puede traducirse en dolencias tales como problemas de espalda, dolores en el pecho, irritación de la piel e incluso deformaciones posturales.

Pero… ¿cómo elegir tu talla de sujetador perfecta para evitar estos problemas?

Los sujetadores no pueden elegirse únicamente por el tamaño de la copa (el pecho en sí), sino que también hay que tomar como referencia el contorno de la espalda. La talla corresponde a un número, que son los centímetros de tu contorno de espalda (lo más habitual es una talla entre 80 y 105), mientras que la copa viene determinada por una letra, que va alfabéticamente desde la A hasta la E. Para saber cuál es tu copa tienes que medir tu contorno de la espalda justo por encima del pezón, justo en la zona donde hay más volumen de pecho.

Por poner un ejemplo concreto, si al medirte justo por debajo del pecho ves que en la cinta marca 95cm, ese es el número de tu talla. Si ahora al medirte el contorno incluyendo el pecho en su parte más voluminosa tienes un resultado de 105cm, tu copa viene determinada por la diferencia de estas dos mediciones; es decir 115-95=20cm.

Según el estándar de tallaje, esa diferencia de las dos medidas establece la copa, que podría resumirse en:

  • 10cm de diferencia, tu copa es la A
  • 15cm de diferencia, tu copa es la B
  • 17,5cm de diferencia, tu copa es la C.
  • 20cm de diferencia, tu copa es la D.
  • 22,5cm de diferencia, tu copa es la E.

Por tanto, en el caso del ejemplo, la talla correcta sería una 95D. Las tallas españolas son iguales que las francesas, si bien hay que consultar a qué corresponden en otros países.

No todas las marcas son exactamente iguales tallando sus sujetadores, tal y como pasa con otras prendas de ropa, como los pantalones o los vestidos, que varían en función del fabricante, pero esta referencia que te hemos indicado es la más válida a la hora de probarte y elegir tu sujetador.

Y recuerda que llevar la talla correcta no solo realza y estiliza el busto y mejora la postura, sino que es más saludable y beneficioso para tu propio cuerpo.

Give a Reply