Cosméticos con ácido hialurónico ¿son efectivos?

cosmeticos con acido hialuronico

Cosméticos con ácido hialurónico ¿son efectivos?

Sin duda el ácido hialúrónico es uno de los componentes de los que más se habla cuando nos referimos a las mejoras estéticas, por su capacidad regenerativa y enriquecedora.

Una de las propiedades de esta sustancia es su capacidad de mantener hidratada la piel reteniendo el agua en la epidermis y trabajando como si lograra rellenar los surcos que se han ido formando con el tiempo. Además aporta luminosidad y tersura a la piel, ayudando a retrasar los primeros signos de envejecimiento en pieles jóvenes.

Lo vemos ya como suplemento en muchos productos cosméticos, pero: ¿hasta qué punto son efectivos los cosméticos con ácido hialurónico?

Este componente se encuentra de forma natural en el cuerpo humano, pertenece al colágeno que hay en nuestra piel y su función es mantenerla hidratada y con aspecto sano. Cuando nacemos tenemos un alto porcentaje de ácido hialurónico, pero con el paso del tiempo su cantidad disminuye, vamos perdiendo esta sustancia y se van formando las arrugas y se acentúan las líneas de expresión. Y el cuerpo por sí mismo no aumenta la producción de ese ácido, por lo que muchas firmas de cosmética la incluyen en las cremas y fluidos para el rostro o el cuerpo.

Es decir, se aportaría en sérums o cremas con altas concentraciones de ácido hialurónico y aplicadas mediante masajes faciales. El resultado del tratamiento con cosméticos con ácido hialurónico es una mejora notable del aspecto, pero una crema por sí misma nunca es la solución definitiva a ese envejecimiento, ni logra regenerarla por completo. Se necesita un tratamiento específico realizado por un médico de forma concreta y personalizada, en función de la cantidad y la profundidad de las arrugas de cada paciente.

Por ello lo más efectivo es su aplicación desde el interior de nuestro cutis, mediante inyecciones para rellenar los surcos de la piel, que se conocen como filler. Se aplican en zonas concretas para atenuar arrugas de expresión, patas de gallo y pérdidas de elasticidad en los tejidos del rostro. También se emplean para rellenar los labios y aportar más volumen e hidratación. Los resultados son inmediatos y muy naturales, si bien no son definitivos, por lo que hay que repetir los tratamientos pasados unos meses.

Give a Reply