Consejos para cuidar tu piel en invierno

Consejos para cuidar tu piel en invierno

La piel nos envuelve. La piel nos protege. Frena el daño de los agentes externos. A pesar de que cuenta con sus propios medios de autodefensa, los factores climatológicos adversos, como el frío y el viento, la pueden debilitar provocando graves trastornos e incluso su envejecimiento precoz.

Hay que cuidar la piel  también en invierno. Estos son algunos Consejos para cuidar tu piel para su correcto mantenimiento y puesta a punto durante esta estación de frío:

 

consejos para cuidar tu piel

 

– Es importante hidratar a diario y varias veces al día la piel. Esto es especialmente importante en aquellas personas que padecen algún tipo de dermatosis (dermatitis atópica, psoriasis…).

– El invierno es la mejor época para realizar tratamientos despigmentantes faciales intensivos, tanto domiciliarios como en la consulta médica (peelings químicos o mascarillas).

– La piel de los labios es muy fina y sensible. Si los sientes resecos evita humedecerlos con saliva, pues esto produce una irritación adicional; en su lugar opta por protectores labiales hidratantes.

– Los principios activos más recomendados para pieles no sensibles son: la vitamina C, el ácido retinoico, el ácido glicólico y los hidroxiácidos (con importante función antiedad).

Sin embargo, hay pieles intolerantes que deben utilizar sustancias calmantes, vasoconstrictoras y descongestivas, como el dexpantenol, alfabisobolol, rusco, ácido glicirrético…

Además, tienes que evitar productos que contengan alcohol, conservantes o perfumes. Por ello, es fundamental la valoración individual dermatológica de cada tipo de piel.

– La textura de la crema ideal dependerá también del tipo de piel y de si se padece alguna afección de base: En general, el fluido será mejor para las pieles mixtas o grasas y la crema para las maduras y secas.

– Existen novedosas mascarillas y tratamientos de consulta, como la mesoterapia con ácido hialurónico, que ayudan a una hidratación en profundidad.

Evitar lavar excesivamente las manos. Las dermatitis de desgaste que afectan al dorso de las manos son un motivo frecuente de consulta en esta época del año, especialmente en personas que por razones laborales se las lavan de forma repetida.

Para evitarlo se debe promover el uso de guantes y las cremas con efecto barrera.

Give a Reply