Cuidados tras una blefaroplastia

Cuidados tras una blefaroplastia

Mantener una mirada joven y atractiva es la razón principal que tienen los que se someten a una blefaroplastia, que es la reducción de piel de los párpados y bolsas de grasa de alrededor de los ojos mediante láser o cirugía.

Son intervenciones sencillas, rápidas, con resultados visibles y perdurables en el tiempo, y que no requieren grandes cuidados posteriores, pero es necesario seguir unas pautas sencillas:

—Para evitar la retención de líquidos y las inflamaciones en los párpados, usar apósitos fríos (o gafas de gel frío) los primeros días.

—Durante esos primeros días habrá que aplicar un colirio y una crema específica en la zona.

—Se recomienda dormir boca arriba, con varias almohadas a ser posible, para no estar completamente tumbado.

—Es muy importante no mojarse la zona hasta que no se quiten los puntos, mantenerla lo más limpia y seca posible, y no tocársela.

—Aunque no será necesario tapar los ojos en ningún momento, es recomendable usar gafas de sol (al principio para prácticamente todo) para que la claridad no moleste en exceso, pues los ojos estarán bastante sensibles.

—A las dos semanas ya podrán maquillarse, camuflando así cualquier resto de color amarillento que pueda quedar de la intervención.

—Es preferible no leer ni ver la tele los primeros días, para no forzar los ojos y que tiendan a inflamarse más.

Aunque se hará vida normal en una semana o dos, es recomendable evitar el deporte hasta pasado un mes y los movimientos bruscos con la cabeza.

Como ven, son recomendaciones fáciles de seguir como resultado de una intervención leve, pero que ofrece magníficos resultados prácticamente en el acto y visibles en apenas dos semanas.

Give a Reply