Dejar de fumar; la primera intención del año nuevo

dejar de fumar

Dejar de fumar; la primera intención del año nuevo

Entre todos los propósitos de año nuevo uno de los que más suele repetirse es el de dejar de fumar. Porque sabemos que es malo para la salud, porque es un lastre para nuestro bolsillo y porque has decidido que cualquier dependencia es mala.

El tabaco es responsable de millones de muertes todos los años en todo el mundo, y aún así, millones de personas siguen fumando a pesar de saberlo: las campañas informativas son constantes, explican claramente lo que el tabaco supone para nuestro organismo, incluso las cajetillas muestran de forma gráfica los efectos perniciosos que provoca.

A pesar de que el Estado cobra un porcentaje del precio del tabaco mediante los impuestos, al mismo tiempo acaba de aprobar la financiación de los medicamentos para dejar el tabaquismo, a través de la Seguridad Social.

La adicción al tabaco es difícil de superar para un adulto, por más que haga intentos reales por dejarlo, pero es mucho más complicado para un adolescente. Aparecen síntomas como irritabilidad, tensión, nerviosismo e incluso insomnio, que pueden causar que dejar este vicio sea más complicado.

También juega en contra la idea de que dejar el tabaquismo hace que se gane peso, porque la ansiedad incita a comer más, y en general se engorda.

Si realmente quieres dejar de fumar y no lo consigues de forma radical, mejor es intentarlo poco a poco, mediante un plan, limitando el número de cigarrillos que consumes cada día, y reduciendo ese número progresivamente. Ayúdate imponiendo unas normas que hagan que fumes menos. Por ejemplo, prohíbete fumar dentro de la casa, o que sólo se puede fumar después de cenar, o prohibido fumar entre semana, busca actividades alternativas, sobre todo deportivas al ser posible, e intenta evitar momentos en los que sepas que puedes recaer.

No esperes milagros. Es posible que recaigas, pero aun así vuelve a intentarlo, Porque lo más importante es tu salud.

Give a Reply