Y después de la banda ¿qué hay que hacer?

Y después de la banda ¿qué hay que hacer?

La colocación de una banda gástrica es una operación relativamente sencilla, con pocas complicaciones posteriores. Como es un procedimiento quirúrgico que se realiza por laparoscopia (sin abrir), en quirófano bajo anestesia general, el paciente recupera su ritmo diario casi inmediatamente.

La banda gástrica es una técnica segura, eficaz y duradera para el control de la obesidad. Es también la más utilizada debido a su sencilla colocación, su bajo índice de riesgo y la posibilidad de control del nivel de ajuste de la banda sobre el estómago en consulta. Otros factores que hacen de ella el método más demandado, son su reversibilidad y la ausencia de controles a largo plazo ya que, al no modificar el aparato digestivo, no produce alteraciones en los nutrientes o vitaminas.

Ya que la banda puede no retirarse, el peso se puede controlar de manera eficaz a largo plazo. En otras técnicas en las que se extrae el mecanismo que causó la pérdida de peso una vez éste se ha producido, hay un riesgo implícito de que se produzca un nuevo aumento del mismo.

Pero el objetivo final es realizar un control a largo plazo del peso de pacientes con una obesidad extrema, por lo que el seguimiento de las dietas pautadas en las primeras fases tras el postoperatorio (dietas progresivas), son de gran importancia para que la nueva estructura estomacal cicatrice correctamente y en la posición correcta.

Además es importante no tener vómitos especialmente durante las primeras semanas, porque existe riesgo de que la banda se movilice.

Algunas de las pautas que es importante recordar es que hay que comer sin prisa, saboreando y masticando correctamente. Intentar no comer pan blanco, carnes secas o alimentos difíciles de masticar bien. No tragar alimentos que, por el motivo que sea, no hayamos podido masticar correctamente, y sobre todo, cuando estemos llenos o saciados, dejemos de comer.

banda gastrica madrid

Otro de los cambios más comentados por los pacientes bariátricos tiene que ver con el concepto de desperdiciar los alimentos. Pasa un tiempo tras la cirugía hasta que los ojos y la mente del paciente empiecen a trabajar de manera diferente a como lo hacían antes.

La sensación de saciedad tiene mucho que ver con la mente, pero debido a la nueva bolsa del estómago, el paciente se sentirá satisfecho con mucho menos. Es necesario prestar atención a las señales de saciedad del cuerpo.

En la clínica Bruselas realizamos un seguimiento personalizado de todos nuestros pacientes, por lo que acompañamos les acompañamos a lo largo de todo el proceso hasta la consecución total de los objetivos previstos.

Give a Reply