Diez tips imprescindibles sobre el balón gástrico Elipse

Diez tips imprescindibles sobre el balón gástrico Elipse

  • Se coloca sin anestesia, sin ingreso y sin riesgos.
  • Tiene todas las ventajas de un balón gástrico, pero sin necesidad de endoscopia, anestesia ni cirugía.
  • Se ha sometido a estudios clínicos en personas con un índice de masa corporal (IMC) de 27-40, con una pérdida de peso promedio de 15 kilogramos.
  • También se puede utilizar en pacientes con más de 50 de IMC como fase previa al tratamiento con cirugía bariátrica siempre que el paciente cumpla los requisitos adecuados.
  • Puede emplearse como el primer paso para una pérdida de peso mayor, pero que se inicia de esta manera para obtener unos resultados que animen a seguir.
  • Ocupa una buena parte de la luz del estómago proporcionando saciedad y control emocional con los alimentos, es decir, que induce a ciertos cambios neurohormonales que ayudan a la pérdida de peso.
  • Una vez la cápsula se encuentra en el estómago se rellena con una solución salina, adoptando así el volumen final. Este proceso de colocación dura 60 minutos aproximadamente, se realiza en consulta y no requiere de anestesia, endoscopia ni cirugía.
  • Recibirá asesoramiento nutricional por parte de nuestro equipo con un programa de alimentación y modificación del comportamiento para aprender a sacarle el máximo partido al tratamiento.
  • Va acompañado de asesoramiento nutricional por parte del equipo médico, con un programa de alimentación y modificación del comportamiento para aprender a sacarle el máximo partido al tratamiento.
  • Cuando ha cumplido su función terapéutica el balón se vacía automáticamente de forma autónoma y luego es expulsado del organismo a través del intestino. Está diseñado para auto-vaciarse y pasar con seguridad a través del tracto gastrointestinal.

Give a Reply