Diferencias entre el balón y la banda gástrica

Diferencias entre el balón y la banda gástrica

Para millones de personas en todo el mundo la obesidad es simplemente una parte de su existencia cotidiana. Afecta a casi todos los aspectos de su vida, desde su capacidad para realizar tareas básicas, ir de compras o conducir a cómo se perciben a sí mismos y medir su propio valor. Aparte de las dificultades psicológicas y físicas creadas por exceso de peso, el riesgo de enfermedades graves como hipertensión arterial, diabetes, enfermedades cardíacas y ciertos tipos de cáncer. Os vamos a explicar las Diferencias entre el balón y la banda gástrica.

Diferencias entre el balón y la banda gastrica

Hay dos intervenciones muy demandadas hoy en día para controlar la obesidad, y dependiendo de su caso específico su médico le recomendará una u otra.

La banda gástrica es un anillo alrededor del estómago que reduce su capacidad.

Es una banda inflable que se coloca alrededor de la porción superior de estómago, con el fin de crear un reservorio pequeño para limitar la cantidad de alimentos y la rapidez con la que pasan a través del estómago.

Una vez que el médico la ha colocado, también puede ajustarla, para que ésta quede floja o apretada y así la comida pase lenta o rápidamente hacia el estómago.

Como el tamaño se reduce, entonces también se reduce la cantidad de comida que ingiere el paciente y la sensación de llenura es más inmediata. Es un tipo de cirugía bariátrica de tipo restrictivo, que se realiza por laparoscopia (sin abrir), en quirófano bajo anestesia general, con el objetivo de realizar un control a largo plazo del peso de pacientes con una obesidad extrema.

La banda gástrica es uno de los métodos restrictivos dentro de la cirugía bariátrica, y se recomienda para aquellas personas que tienen condiciones médicas (como diabetes o hipotiroidismo, por mencionar algunas) que pueden verse mejoradas al perder peso.

El balón gástrico es un procedimiento no quirúrgico que consiste en la instalación de una bolsa de silicona (balón) en el estómago vía endoscópica a través del esófago.

No es procedimiento quirúrgico, el balón se coloca completamente plegado en el estómago, mediante una endoscopia convencional, y una vez dirigido y situado en el punto preciso se rellena con líquido estéril.

Una vez instalado en el estómago provoca en el paciente la sensación de saciedad con porciones moderadas de comida debido a que la capacidad de almacenamiento del estómago se encuentra reducida porque parte de su espacio es ocupado por el artefacto de silicona.

A los 6 meses se retira por el mismo procedimiento, mediante endoscopia. Es uno de los tratamientos para perder peso más efectivos. Tanto para el proceso de colocación como de retirada del balón, el paciente estará bajo leves efectos de sedación, por lo que no notará ninguna molestia. Se trata de un proceso rápido, y que no precisa de ningún ingreso hospitalario.

Una vez colocado el balón intragástrico, el paciente estará preparado para afrontar planes dietéticos u otros tratamientos para perder peso, siempre bajo nuestro exhaustivo seguimiento médico.

La selección del tipo de cirugía o técnica apropiada se tras una rigurosa evaluación médica que también tendrá en cuenta importantes aspectos tales como el peso, la edad y la presencia de otras enfermedades crónicas degenerativas como la diabetes, la hipertensión, problemas cardíacos e incluso una evaluación psiquiátrica.

Independientemente del tipo de cirugía que los médicos resuelvan realizar, el paciente deberá seguir las indicaciones postoperatorias del equipo médico, ya que de ellas dependerá la permanencia de los resultados.

Give a Reply