El ácido hialurónico, aliado frente al exceso de sudoración

El ácido hialurónico, aliado frente al exceso de sudoración

Sudar es normal. Es una función natural del cuerpo humano, con la que se eliminan toxinas. y se mantiene constante nuestra temperatura corporal. Sin embargo, la hiperhidrosis o exceso de sudor impredecible e incontrolable puede dificultar las relaciones sociales y laborales de algunas personas.

Cuando el cuerpo necesita liberar calor se produce la transpiración y el refrescamiento de la piel por evaporación. Por este motivo sudamos cuando tenemos calor, durante el ejercicio físico o en situaciones de tensión, en la que la descarga nerviosa aumenta nuestra temperatura corporal.

Cuando esa sudoración es excesiva en cantidad y de forma permanente, se denomina hiperhidrosis. La hiperhidrosis puede afectar al 2% de la población de raza blanca. Este porcentaje es superior en pacientes de origen asiático, sobre todo en japoneses. Se presenta con más frecuencia entre los 25 y los 64 años y, en un 40% de los casos, suele haber algún familiar más que lo padece, lo que demuestra su tendencia hereditaria.

Se observa, sobre todo, en manos, axilas, pies y región púbica, debido a la alta concentración de glándulas sudoríparas en estas zonas.

Cuando la sudoración excesiva afecta las manos, pies y axilas, se llama hiperhidrosis primaria o focal. En la mayor parte de los casos, no se puede encontrar la causa. Parece ser hereditario.

Si la sudoración sucede como resultado de otra afección médica, se llama hiperhidrosis secundaria. La sudoración puede presentarse en todo el cuerpo o solo en una zona. Las afecciones que causan hiperhidrosis secundaria incluyen:

Afecciones de ansiedad, determinados cánceres, cierto abuso de medicamentos y sustancias, trastornos de control de la glucosa, hipertiroidismo…

Uno de los mejores remedios contra la hiperhidrosis es la toxina botulínica tipo A , que se usa para el tratamiento de la sudoración intensa en las axilas, los pies y las manos. La toxina botulínica se inyecta en las zonas afectadas para bloquear temporalmente los nervios que estimulan la sudoración.

El ácido hialurónico trata la hiperhidrosis de un modo similar al que se utiliza para suavizar las líneas finas y las arrugas del rostro y para aliviar el dolor de cabeza. Actúa como un inhibidor, bloqueando las señales químicas que transmiten los nervios que controlan la sudoración. La sudoración se interrumpe porque las glándulas sudoríparas no pueden recibir las señales enviadas por los nervios. Gracias a su efectividad para inhibir las señales neurales, se ha comprobado que es un medio eficaz para eliminar los problemas de sudoración excesiva.

Durante este mes en la Clínica Bruselas el tratamiento con ácido hialurónico para frenar el sudor excesivo está en oferta, por sólo 475 euros.

Venga a nuestro centro, y nuestro equipo médico estará encantado de resolver sus dudas y proponerle el tratamiento que mejor se adecúe a sus necesidades.

Give a Reply