El Balón ingerible Elipse como punto de partida para perder peso

balón ingerible Elipse

El Balón ingerible Elipse como punto de partida para perder peso

Decidir hacer algo en firme para perder peso es el primer paso para conseguirlo. No hablamos de perder 3 o 5 kilos, sino de personas que sufren sobrepeso u obesidad con un índice de masa corporal (IMC) igual o superior a 27 kg/ m². Esta medida se obtiene con la masa corporal dividida por la estatura elevada al cuadrado. El Índice de Masa Corporal se indica en la unidad de medida kg/m². Si el Índice de Masa Corporal está entre los 18,5 y los 24,9 kg/m², hablamos de un peso normal.

De cualquier modo, ese IMC es un punto de partida para que un especialista estudie la viabilidad de medidas quirúrgicas, si bien un Índice de Masa Corporal elevado no significa necesariamente un sobrepeso. Así, por ejemplo, un elevado porcentaje de músculo, una gran anchura de hombros o también una elevada densidad ósea pueden contribuir a un elevado peso y, con ello, a un IMC elevado,

Imagina que tu meta es perder 20 kilos, pero que no deseas pasar por el quirófano, a pesar de que has intentado todo tipo de dietas y ninguna ha dado el resultado que esperabas. Por eso te has decido por el balón ingerible Elipse como forma de iniciar un proceso de cambio en tu alimentación y de lograr, paulatinamente, la reducción de peso que necesitas. Con este procedimiento, que se realiza en 20 minutos, puedes comenzar un camino en tu meta hacia el peso perfecto. El balón Elipse se ingiere de forma oral, en la consulta del médico, y una vez en el estómago se infla mediante una cánula hasta lograr el tamaño deseado. Al ocupar gran parte del estómago, la sensación de saciedad del paciente hace que coma menos, y que adquiera unas pautas alimentarias durante el periodo que tiene el balón. Es importante señalar que el balón ingerible Elipse no actúa de manera milagrosa, y que es fundamental que los pacientes adquieran conciencia de su ingesta calórica, reduciéndola en todo lo posible. Con este método se puede lograr una pérdida de entre el 20% y el 50% del sobrepeso, lo cual sirve de punto de partida y motivación para que los pacientes continúen posteriormente con su bajada de peso. Cuando se haya alcanzado el peso óptimo que se pretendía, el balón se desinfla de manera automática a través de una válvula que trae incorporada, y es expulsado por medio del tracto gastrointestinal. Así, los pacientes se olvidan de ingresos o cicatrices gracias a esta técnica mínimamente invasiva.

En la clínica Bruselas de Madrid realizamos esta técnica con total seguridad y excelentes resultados. Si quieres más información o una cita para analizar tu caso, llama al 91 726 43 52 o ven a consultar con nuestro equipo médico a la clínica, situada en la Avenida de Bruselas 73.

Give a Reply