El bótox puede corregir tu sonrisa gingival

sonrisa gingival

El bótox puede corregir tu sonrisa gingival

“Me debes un mar y dos estrellas. Un volcán, un cometa y tres ríos.

Me debes un bosque helado y un amanecer de otoño.

Pero, por ahora, me conformo con una sonrisa”.

La sonrisa es una expresión facial que desde el punto de vista puramente fisiológico se logra al flexionar 17 músculos de la cara, los cercanos a la boca y alrededor de los ojos. Se entiende como una expresión común, propia del ser humano, que muestra placer o diversión y entretenimiento, pero también puede ser una expresión involuntaria de ansiedad o de muchas otras emociones, como ira, sorna, sarcasmo, burla…

Hay sonrisas bonitas por la correcta disposición de labios, dientes y encías, y otras que resultan descompensadas o poco armónicas; entre los factores que determinan la belleza de una sonrisa destaca la cantidad de encía que enseñamos al sonreír. A todos nos gusta sonreír, pero algunas personas evitan hacerlo, puesto que muestran una gran cantidad de encía lo que puede resultar incómodo y antiestético.

Cuando una sonrisa deja ver las encías en exceso se denomina sonrisa gingival. Existen tres tipos de sonrisa gingival:

-Anterior: si la encía que se ve está situada por encima de los incisivos.

-Posterior: si la encía que se muestra se encuentra desde el primer premolar hacía atrás.

-Mixta: cuando se ve encía en la parte anterior y posterior.

Cuando el causante de la sonrisa gingival es la potencia muscular del músculo elevador del labio superior el mejor método para solucionarlo es el empleo del bótox. Mediante la infiltración de esta sustancia en los músculos elevadores del labio superior, se logra que el músculo no se eleve tanto y la sonrisa siga siendo muy natural, pero se vean menos las encías. Con una sesión se consiguen resultados que serán evidentes transcurridos diez o doce días, y cuya duración se prolonga entre seis y ocho meses. Es un procedimiento indoloro, que se realiza de forma ambulatoria y permite a los pacientes volver a su vida normal de forma inmediata.

Si quieres saber si tu caso es solucionable con bótox o es necesario otro tipo de tratamiento, ven a vernos a la clínica Bruselas, de Madrid, y nuestros especialistas valorarán tu caso

 

Give a Reply