El melón es un gran aliado en tu dieta

melón

El melón es un gran aliado en tu dieta

Vitaminas naturales. Agua, pocas calorías y sensación de frescor. ¿qué más podemos pedirle a un alimento en verano? Pues el melón es todo eso y mucho más.

Se cultiva en países de climas cálidos y templados, como España, y requiere de mucho sol y calor y, como la sandía, se trata de un fruto grande, de forma ovalada o esférica. Los melones de mejor calidad se encuentran en las fruterías entre los meses de julio y septiembre, si bien con la globalización de los mercados y los cultivos en invernaderos es posible encontrarlos durante casi todo el año.

Con cerca de un 85% de agua, esta fruta aporta al cuerpo tan sólo 35 calorías por cada 100 gramos, así como 8 gr de glúcidos, fibra (1%) y escasa cantidad de grasas (0,1 %) y proteínas. Además, destaca por su gran contribución de potasio, lo que explica su efecto diurético y ligeramente laxante, con lo que ayuda a eliminar los desechos del organismo. Todo ello unido a que su sabor dulce proporciona sensación de saciedad y lo convierte en un buen aliado para mantener la báscula a raya.

En estos días calurosos, encontrar un alimento que sea ligero, sabroso y a la vez equilibrado es un extra. Es fácil de preparar, quitando la corteza y las pipas, que salen todas juntos y pueden consumirse una vez secadas. A la hora de elegir un fruto que esté sabroso, nada mejor que hacer caso a la conocida la expresión Como un melón cerrado; es decir, que el aspecto exterior puede darnos alguna pista, pero nada definitivo. Lo recomendable es cogerlos al peso y comprobar que dan sensación de estar macizos. Que la corteza está dura y que no hay marcas que hayan atravesado la piel. Se debe de conservar en la nevera una vez abierto, y mejor si está protegido por papel film para evitar que coja sabor de otros alimentos.

El melón, a pesar de ser una fruta dulce, admite combinaciones con otros alimentos, tanto dulces como salados, o puede consumirse de forma independiente. Hay quien tilda a este alimento de indigesto, e incluso quien recomienda consumirlo de día, pero evitarlo en la cena, tal y como dice el refrán: “Por la mañana oro, por la tarde plata y por la noche mata». Como casi todas las frutas, en su justa medida y con la temperatura adecuada, se puede disfrutar a cualquier hora del día sin temer una mala noche a causa de una problemática digestión.

Incluye el melón en tu dieta y disfruta de sus beneficios este verano; tu organismo te lo agradecerá.

Give a Reply