Elimina la grasa localizada con lipoláser

Elimina la grasa localizada con lipoláser

Es difícil terminar con los acúmulos de grasa que se han ido almacenando desde hace varios años sin recurrir a tratamientos o intervenciones específicas. Las zonas en que se acumula grasa con mayor frecuencia, son algunas como: abdomen, muslos, papada, cartucheras, caderas, glúteos, etc.

Como cada cuerpo es diferente y responde también de forma diferente al ejercicio y la alimentación, en la aparición de grasa localizada influyen también factores genéticos y hormonales.

El lipoláser es una técnica que elimina la grasa ultrarresistente ayudando a disminuir de forma eficaz el volumen corporal y logrando el contorno adecuado para el cuerpo. Además, ofrece resultados duraderos, ya que consigue destruir y eliminar completamente las células grasas. Produce unos resultados definitivos, siempre y cuando tras el tratamiento se mantengan hábitos de vida saludable.

Esta técnica consiste en realizar una pequeña incisión en la zona a tratar, en la que el cirujano introduce una mínima cánula que contiene una fibra óptica en su interior que vehiculiza la luz láser del lipoláser a una determinada longitud de onda y  atraviesa la grasa a diferentes niveles para diluirla mediante lipólisis y después procede a absorberla a través de la cánula en caso de que sea preciso.

El objetivo es deshacer el acúmulo graso, disminuir el sangrado y tensar la piel del paciente. La eliminación de la grasa localizada es muy precisa, el cirujano destruye únicamente las células grasas sin dañar el resto de tejidos.

Posteriormente se coloca  una faja compresiva para minimizar el riesgo de acúmulos  y mejorar la retracción de la piel, y que se deberá mantener durante el primer mes.

Este procedimiento dura aproximadamente 1 hora, y tras unas horas de observación el paciente puede regresar a su domicilio con las indicaciones oportunas.

Give a Reply