En estas fiestas luce tu mejor cara

En estas fiestas luce tu mejor cara

Se acercan las fiestas y uno quiere lucir siempre el mejor aspecto. Una piel castigada por los excesos del sol, por una vida llena de estrés, cicatrices por acné, varicela, mala alimentación y, sobre todo, una falta de cuidados específicos faciales, pueden ofrecer una piel facial sin brillo o con rojeces (venas rosáceas), restando la belleza natural que posee.

No te preocupes ya que la falta de hidratación, las arruguitas de expresión, las manchitas que no se van, en definitiva una piel no uniforme, tiene solución con el tratamiento adecuado. Aunque existen varias maneras de “atacar” esos pequeños problemas, en Clínica Bruselas te ofrecemos un método absolutamente novedoso en tratamientos faciales el láser Palomar Icon, con unos resultados espectaculares. (Consultar precios)

El láser no es un tratamiento estético sino un procedimiento dentro del campo de la medicina estética, que profundiza en las capas más profundas de la piel y que se suele realizar con sedación. Está especialmente indicado para lograr una regeneración total de la piel cuando esta está dañada por el sol, manchas, restos de varicela o acné juvenil. Los resultados son de una piel mucho más limpia, joven, lisa y tersa.

¿En qué consiste el tratamiento con láser?

Esta tecnología, la última de su generación, está consiguiendo excelentes resultados entre nuestros pacientes. A través de un sistema de refrigeración (aprobado por la FDA) con una sencilla aplicación no invasiva aúna la perfección que se busca en todo tratamiento facial: rapidez y resultados.

En el tratamiento del acné, el láser destruye las bacterias de la piel responsables del mismo, previniendo, a su vez, futuras apariciones y lo que es más importante, sin dañar la piel como hacen otros tratamientos a base de cremas erosivas. Con una absoluta precisión el láser destruye a través de la luz exacta aquello que genera el acné. Sin dejar huellas y haciéndolo desaparecer para siempre.

En el tratamiento de arrugas el láser penetra en la piel con calor provocando una respuesta inmediata: produciendo nuevo colágeno y haciendo desaparecer las líneas de expresión.

En el tratamiento de la eliminación de tatuajes el láser, a diferencia de técnicas anteriores, no es invasivo, no deja cicatrices y no provoca infecciones por lo que, hoy por hoy, es el método más efectivo en el caso de querer quitarse un tatuaje.

Give a Reply