estevia

Estevia: endulza sin engordar

La estevia (o stevia) es una planta que se emplea en el mundo occidental como una alternativa al azúcar refinado y al azúcar moreno, que cuentan cada vez con un número mayor de detractores por su aportación calórica y por sus procesos de producción. Esta planta de origen sudamericano produce un glucósido capaz de endulzar 200 veces más que el azúcar refinado, pero sin algunos de los efectos perjudiciales de éste para el cuerpo humano.

Además, se ha constituido como un edulcorante apto para los diabéticos, puesto que no aumenta los niveles de glucosa en la sangre, de forma que es seguro para las personas que no pueden tomar azúcar. Otra de sus ventajas es que, unido a su origen natural,  no tiene apenas carbohidratos, y por tanto, no tiene apenas calorías.

Es importante señalar que la estevia no aumenta los niveles de glucosa, pero tampoco los disminuye, así que es apropiada para personas que padecen diabetes, pero ni la cura ni la combate.

A pesar de todas estas ventajas, la estevia solo se puede consumir como edulcorante procesado. Vender la planta de la que procede, la Stevia rebaudiana, está prohibido en nuestro país, puesto que posee otros compuestos con acción farmacológica: puede reducir la tensión arterial, y existen evidencias de que tiene efecto sobre la fertilidad en casos de consumo prolongado. Ambos efectos pueden ser contraproducentes y hasta peligrosos, especialmente en personas con determinadas patologías cardiovasculares. Por ello, según la legislación europea, esos compuestos deben tratarse como medicamentos, ser prescritos por un médico y pasar estrictos controles antes de ser comercializados.

La estevia y otros edulcorantes artificiales, aprobados por la legislación sanitaria y alimentaria para su consumo, no presentan ningún riesgo para la salud cuando se usan con moderación. Por ello, como la ingesta de azúcares añadidos aporta un promedio de un 16% del total de calorías en la dieta y se ha relacionado con el aumento de peso y efectos adversos sobre el control glucémico, la estevia, puede formar parte de una dieta bien equilibrada para ayudar a reducir la ingesta calorías, sin necesidad de sacrificar el sabor.

Give a Reply