Grasa localizada fuera con Aqualyx

Grasa localizada fuera con Aqualyx

aqualix-273x174

Perder grasa en ciertas zonas del cuerpo a veces se convierte en una misión imposible, incluso a pesar del ejercicio y de una dieta adecuada. La flacidez y la grasa localizada (en la barriga, las cartucheras, la papada, los muslos, los brazos…)  atormentan a muchas mujeres,  especialmente después de convertirse en madres. Pero en Clínica Bruselas tenemos buenas noticias: la batalla no está perdida, tampoco tras la maternidad, incluso cuando no queda tiempo para modelar el cuerpo en el gimnasio. Somos expertos en un tratamiento estético sin bisturí para decir adiós a la grasa localizada: el Aqualyx.

Aqualyx  (desoxicolato de sodio) es una solución acuosa con una base gelatinosa. Es biocompatible, ya que se trata de un ácido que se encuentra presente en el cuerpo humano y es totalmente reabsorbible. Es similar al ácido desoxicólico que tenemos en la vesícula biliar para digerir las grasas.

El Aqualyx se inyecta en la zona a tratar con una aguja finísima: no duele. Penetra en la piel y deshace como por arte de magia los cúmulos de grasa, licuando los adipocitos. Este procedimiento, conocido también como intralipoterapia, requiere de las manos más profesionales. Son la garantía de que el aqualyx se inyectará en el lugar y la dosis precisa. Sólo un verdadero experto conseguirá que las grasas se destruyan. Después, serán eliminadas con total naturalidad por el organismo.

Normalmente, son suficientes entre 3 y 5 sesiones para conseguir el objetivo, con una pausa de 3 semanas entre sesión y sesión. Es un proceso relativamente largo, siempre bajo supervisión médica, pero vale mucho la pena: sus resultados son espectaculares y muy duraderos. Y no lo olvides, sin bisturí.

¡No es un milagro, es ciencia! Contra la grasa localizada, ven a Clínica Bruselas y descubre Aqualyx.

 

 

Give a Reply