Hilos tensores y ácido hialurónico: una combinación espectacular

hilos tensores y acido hialuronico

Hilos tensores y ácido hialurónico: una combinación espectacular

Una de las pretensiones que se le suponen hoy en día a la cirugía y a la medicina estética es que los resultados sean naturales. La imagen personal, el aspecto físico, al igual que la ropa o la decoración, se rigen por unos cánones de moda. Hace unos años, la tendencia era la voluptuosidad e incluso el exceso. Hoy en día, hombres y mujeres quieren verse bien y que se les vea bien, pero sin que se aprecien los retoques.

Uno de los grandes avances en medicina estética es el empleo de los hilos faciales invisibles, o hilos tensores.

Su función es conseguir un rostro bien definido y difuminar, en la medida de lo posible, los signos del paso del tiempo, que produce la pérdida de colágeno y grasa facial. Todo esto desemboca en la tan temida flacidez y en las indeseadas arrugas. Las zonas más afectadas por este problema suelen ser las mejillas, las cejas, alrededor de los ojos, el cuello y la papada.

Los hilos faciales tensores son una técnica estética no invasiva, indolora y muy segura, cuyos resultados se aprecian de inmediato. Es un tratamiento que se realiza de forma ambulatoria en menos de una hora. Consiste en la inserción de unos hilos finísimos bajo la dermis con una aguja guía, que tensan la piel con un efecto mecánico, y que a la vez estimulan una reacción biológica que sintetiza fibras de colágeno y fibras elásticas, que ayudan al tensado facial de forma natural.

Además del efecto tensor, el empleo de estos hilos rehidrata la piel, gracias a la estimulación de los fibroblastos. De esta manera, mejora la calidad cutánea y proporciona a la piel del rostro un efecto más joven y terso.

El tratamiento con hilos tensores empieza a realizarse en pacientes a partir de los 35-40 años, cuando comienzan a notarse los primeros efectos de descolgamiento facial, aunque también es un método preventivo, que evita realizarse una cirugía, y por tanto puede aplicarse a cualquier edad.

Combinación de hilos tensores con ácido hialurónico

El efecto de los hilos tensores se ve complementado con la aplicación de ácido hialurónico, que consigue la combinación perfecta al tensado, pues rellena con volumen las zonas más “desinfladas”, y a la vez aporta un efecto de piel hidratada. En medicina y cirugía estéticas los especialistas optan cada vez más por dejar de lado la monoterapia y emplear varios tratamientos, que garantizan los mejores resultados y logran la simetría facial y la naturalidad.

En la clínica Bruselas de Madrid nuestro equipo médico te recomendará las mejores opciones para que puedas sentir tu rostro rejuvenecido, hidratado y saludable. Ven a descubrir cómo podemos ayudarte o pide una cita en el teléfono 91 726 43 52.

Give a Reply