Hiperhidrosis: La sudoración excesiva puede evitarse

hiperhidrosis

Hiperhidrosis: La sudoración excesiva puede evitarse

Sudar es normal. Sudar es necesario.

La transpiración o sudoración es una función de la piel para mantener constante nuestra temperatura corporal. Sin embargo, la hiperhidrosis o la sudoración excesiva impredecible e incontrolable puede dificultar las relaciones sociales y laborales del paciente. Las personas que padecen este tipo de enfermedad pueden sudar incluso cuando la temperatura está fresca o cuando están en reposo, y aunque esta enfermedad tenga algunas causas físicas, su aparición puede tener su raíz en estados de ánimo como el miedo o los nervios. En la mayoría de los casos las personas sudan más en temperaturas cálidas, al ejercitarse, o en respuesta a situaciones que las hacen sentir nerviosas, enojadas, avergonzadas o con miedo. La sudoración excesiva o hiperhidrosis se presenta sin estos desencadenantes. Las personas con hiperhidrosis parecen tener glándulas sudoríparas hiperactivas. La sudoración incontrolable puede llevar a una molestia significativa, tanto física como emocional.

¿QUÉ ES LA HIPERHIDROSIS?

Las personas con hiperhidrosis parecen tener glándulas sudoríparas hiperactivas. La sudoración incontrolable puede llevar a una molestia significativa, tanto física como emocional.

Cuando la sudoración excesiva afecta las manos, pies, y axilas, se llama hiperhidrosis primaria o focal. En la mayor parte de los casos, no se puede encontrar la causa aunque parece tener un origen hereditario.

Si la sudoración sucede como resultado de otra afección médica, se llama hiperhidrosis secundaria. En esta, la sudoración puede presentarse en todo el cuerpo o solo en una zona y a veces aparece como reflejo de otras enfermedades o como resultado del abuso de ciertos medicamentos.

TRATAMIENTO DE LA HIPERHIDROSIS

hiperhidrosis

El punto de partida para tratar este padecimiento es obtener un diagnóstico preciso. Las alternativas a seguir solamente pueden ser prescritas por un médico, porque dependiendo de la gravedad de cada caso se manejan sustancias y procedimientos complejos que sólo un especialista puede regular con base en la respuesta del paciente en las distintas fases terapéuticas.

Para tratar la sudoración excesiva se puede recurrir al botox, famoso por su uso en operaciones de cirugía estética, en la eliminación de arrugas faciales.. La toxina botulínica tipo A (botox) provoca la relajación de las glándulas sudoríparas, disminuyendo la segregación de sudor en las zonas tratadas. Este tratamiento consigue unos resultados espectaculares en un tiempo mínimo y con una larga duración.

Para la aplicación de este tipo de tratamiento tan solo se necesita una pequeña anestesia local. Una vez anestesiada la zona, se infiltra subcutáneamente la toxina en la parte del cuerpo a tratar. El botox se inyecta en la piel en pequeñas dosis y actúa bloqueando las señales químicas que transmiten los nervios que controlan la sudoración, evitando así la segregación de líquido.

El tratamiento con botox ha resultado ser eficaz para la eliminación de la hiperhidrosis en el 93% de los casos. Está indicado para la hiperhidrosis primaria localizada, en aquellos casos donde los agentes tópicos han fracasado, y su efectividad es alta.

OFERTA HIPERHIDROSIS | TRATAMIENTO CONTRA LA SUDORACIÓN EXCESIVA

Si estás interesado en nuestro tratamiento contra la sudoración excesiva, puedes solicitar una consulta en nuestra clínica. Garantizamos unos resultados excelentes, así como la recuperación a la vida laboral y/o cotidiana en muy poco tiempo, pues realizamos un seguimiento exhaustivo y personalizado sobre cada paciente para asegurar la consecución de sus objetivos lo antes posible.

En la clínica Bruselas hasta el 30 de junio contamos con una oferta de tratamiento de hiperhidrosis; por sólo 475 euros nuestro equipo médico conseguirá hacerte sentir más cómodo en tu piel y aparcar un problema que muy a menudo causa estrés y dificultades para las relaciones sociales.

SOLICITA YA TU CITA GRATUITA AQUÍ

Give a Reply