La cirugía íntima ayuda a recuperar la autoestima

La cirugía íntima ayuda a recuperar la autoestima

Ha llegado el otoño. Ha llegado el frío. Una desgracia para algunos, una delicia para otros.  Sacamos la ropa abrigada del armario, y empezamos a mirar hacia el fin de año, con comilonas, las reuniones familiares y las celebraciones. Y todos los excesos que ello comporta. Y nos preocupa tener el mejor aspecto posible. Pero hay algunas partes de nuestro cuerpo que no son visibles pero que aún así pueden provocar que nos sintamos inseguros o que no queramos mostrarnos en público. En algunos casos la cirugía íntima se realiza por motivos médicos, pero en la mayoría de los casos tiene más que ver con motivaciones estéticas.

Hay mujeres y hombres a los que les cuesta reconocer que estén sufriendo en silencio todo tipo de molestas sensaciones e incómodos sentimientos y que sienten desagrado, vergüenza, y cierta inseguridad, sobre todo cuando mantienen relaciones sexuales. En estos casos la cirugía de pene o la cirugía de vagina vienen a mejorar esos desperfectos en los genitales femeninos o masculinos que entorpecen el desarrollo de la vida en pareja.

El aumento en la demanda de este tipo de técnicas quirúrgicas obedece a varios motivos.

El primero y más importante es la generalización de la depilación integral, que deja al descubierto toda la anatomía y hace que los labios menores queden más visibles, lo que lleva a las mujeres a querer pasar por el quirófano para reducir su tamaño.

Por otro lado, la sociedad española hoy en día es menos conservadora que en el pasado y cada vez es más frecuente que las mujeres (y también los hombres, aunque en menor medida) acudan a la consulta del cirujano plástico para preguntar abiertamente sobre sus genitales y quieran corregir algún aspecto estético de su zona íntima que les incomode.

La intervención más realizada en le caso de las mujeres es la Labioplastia, que consiste en la reducción o la remodelación de los labios vaginales, ya que por diferentes motivos pueden resultar más grandes de lo normal, caídos o asimétricos.

Estos problemas, además de ser molestos e incómodos, pueden resultar perjudiciales para la salud y provocar infecciones vaginales. También pueden dificultar el placer sexual.

Otra de las intervenciones es el estrechamiento vaginal, ya que debido a los partos, a veces  las relaciones sexuales resultan dolorosas e insatisfactorias. Estos músculos se pueden recortar para dotarlos de un mejor tono y elasticidad.

La liposucción de pubis es aconsejable para las mujeres que tienen un exceso de grasa en el monte de Venus, zona en la que se realiza una extracción de esa grasa.

Nuestros resultados son excelentes, así como la recuperación a la vida laboral y/o cotidiana, pues realizamos un seguimiento exhaustivo y personalizado sobre cada paciente.

Durante este mes la cirugía íntima en nuestra clínica tiene un coste de 1.900 euros, y puede consultar nuestras condiciones de financiación.

Le recomendamos que pida una cita personalizada en Nuestro Centro para una mejor información acerca de la cirugía intima femenina y los doctores estarán encantados de resolver todas sus dudas y podrán valorarle y aconsejarle sobre el tratamiento más adecuado.

Give a Reply