La estética curvy tiene su referente en las Kardashian

La estética curvy tiene su referente en las Kardashian

Durante una temporada los cánones de belleza sobre las mujeres correspondían a figuras bastante andróginas, con poco pecho y caderas, en general con pocas curvas. Se consideraba que la formas poco exageradas eran más elegantes pero esto ha cambiado con la estética curvy.

De un tiempo a esta parte las mujeres han recuperado el gusto por las curvas, por lucir sin complejos sus redondeces, e incluso potenciar esas figuras exuberantes.

Como siempre, gran parte de estas tendencias van de la mano de las famosas, que consiguen “poner de moda” un estilo determinado. Y las redes sociales y los medios de comunicación se hacen eco de esas tendencias estéticas y las potencian, consiguiendo crear unos cánones de belleza concretos.

Es el caso de algunas celebrities, como las Kardashian, en las que todo el clan parece seguir un mismo patrón y ser las promotoras de la generación curvy actual. Labios gruesos, pómulos perfectamente definidos, escotes que dejan muy poco a la imaginación, cinturas de avispa, glúteos prominentes…

Hasta ahora todas las celebrities lucían un cuerpo más bien recto y ellas han potenciado las tendencias  al volumen, en glúteos y pecho, hasta obtener unas dimensiones que tampoco se ajustan demasiado a la naturalidad que se persigue con la cirugía estética.

estética curvy

Son evidentes las intervenciones a las que se han sometido las hermanas, y si observamos con detenimiento podemos ver que el volumen de sus glúteos ha ido aumentando con el paso de los años, sin verse modificado el resto del volumen de su cuerpo. Esto refleja claramente que se han sometido a una intervención de aumento de glúteos.

Otra de las intervenciones que más se aprecian es el aumento de su pecho, que lejos de realizarse de un modo armónico respecto al resto del cuerpo, se ha hecho con la intención de resultar muy evidente. Lo mismo ocurre con sus labios.

Además, en su reality ‘Keeping up with the Kardashians’ podemos ver cómo Kim se somete a un tratamiento de rejuvenecimiento facial a base de factores de crecimiento extraídos de su propia sangre y donde se hace eco de ello en las redes sociales, en especial en su Instagram personal. Bótox, rinoplastia, ácido hialurónico, pómulos…

Hay una fina línea entre querer mejorar la imagen y tener adicción a las intervenciones. Sin duda lo mejor es ponerse en manos de los cirujanos para que aconsejen qué retoques pueden mejorar nuestra imagen y permitir, al mismo tiempo, seguir manteniendo un aspecto natural y saludable.

Give a Reply