La moringa: el árbol de la vida que es un superalimento

La moringa: el árbol de la vida que es un superalimento

Algunos alimentos se están convirtiendo en la actualidad en el fundamento esencial de muchas dietas, ya sea porque se les atribuyen propiedades preventivas o curativas. Es un hecho que, en los últimos tiempos, la alimentación está cambiando gracias a la información que se recibe, tanto a nivel positivo como negativo, desde los estamentos sanitarios. Os presentamos un superalimento: la moringa.

moringa

De toda la lista de los conocidos como súper alimentos se aprovecha alguna parte, o el vegetal al completo para diferentes usos culinarios, estéticos o medicinales, y la mayoría tienen usos milenarios, aunque comienzan a introducirse en las dietas occidentales en la actualidad.

El cuerpo humano necesita todo tipo de nutrientes para funcionar, y que, aunque también nos nutrimos a través de la bebida o de la piel, gran parte de los componentes que necesitamos se encuentran en nuestra alimentación.

Que es la moringa

La moringa o, como se conoce científicamente, moringa oleífera es un superalimento que  procede de la India y es un árbol caducifolio al que podríamos definir como todoterreno, puesto que es capaz de crecer en casi todo tipo de condiciones y suelos.

Tradicionalmente, de la moringa se utilizan sus hojas, vainas, semillas, aceite, flores, raíces, ramas y corteza tanto para consumo alimenticio como para recuperar y mantener la salud debido a sus cualidades terapéuticas.

No es una casualidad que a la moringa se le llame el árbol de la vida.

Propiedades de la moringa

El contenido en vitaminas, minerales, ácidos grasos y aminoácidos de la moringa la han convertido en un estupendo recurso natural para prevenir la carencia de estos nutrientes básicos.

Además, la acción analgésica de la moringa puede mitigar o aliviar dolores que podamos padecer en nuestro organismo.

En particular, se ha demostrado que la moringa es efectiva para reducir los dolores ocasionados por la artritis.

Otra cualidad terapéutica que se ha observado del estudio clínico de la actividad medicinal de la moringa es que protege los tejidos de órganos tan importantes como el hígado, el corazón, los riñones, los testículos o los pulmones. Además la moringa es efectiva para estimular la curación de heridas y que tengan una buena cicatrización.

Antes de introducir estos superalimentos en su dieta, es aconsejable advertirlo a nuestro médico si padecemos algún tipo de dolencia, por su posible interacción con algún medicamento prescrito.

Give a Reply