Lipoláser – Elimina la grasa más resistente sin cirugía con Sculpsure

Lipoláser – Elimina la grasa más resistente sin cirugía con Sculpsure

Cuando hablamos de un lipolaser, nos referimos a un equipo con tecnología láser capaz de funcionar a modo de liposucción sin necesidad de cirugía. 

En nuestro cuerpo, con el paso de los años y sin importar si somos hombre o mujer, existen ciertas zonas que van acumulando grasa de una forma bastante resistente a las dietas, los deportes y la alimentación saludable, convirtiendo en algo imposible la tarea de reducirlas o eliminarlas.

Como no es una cantidad excesiva de grasa, una liposucción puede parecer un proceso demasiado invasivo, por lo que optar por una alternativa adecuada como el lipolaser puede ser la apuesta más acertada.

El lipoláser es un revolucionario láser sin succión ni anestesia, que reduce y elimina la grasa localizada en flancos y abdomen, tanto de mujeres como de hombres, permitiendo una pronta recuperación sin ningún tipo de dolor.

En este caso, como favorito de los profesionales de la Clínica Bruselas, vamos a hablar del lipoláser SculpSure, un aparato de última generación empleado por nuestros especialistas en reducción de grasa para ayudar a nuestros pacientes a alcanzar el aspecto que desean.

¿Cómo funciona el lipoláser Sculpsure?

SculpSure es un lipoláser de diodo filtrado a una longitud de onda que profundiza en los tejidos. Esta longitud, de 1060 nanómetros de onda, guarda una afinidad específica con el tejido adiposo, algo que l permite llegar hasta él con facilidad.

Consigue incrementar la temperatura de la grasa entre 42 y 47 grados, aumentando el metabolismo del adipocito, haciendo que reduzca su tamaño y por tanto el volumen del área tratada. La longitud de onda que tiene es selectiva, es decir, que el calor sólo actúa sobre el tejido adiposo, respetando la epidermis. Además, el lipoláser cuenta con un sistema de frío que hace que su aplicación sea menos molesta y pueda aguantarse el calor. Pasadas 48 horas del tratamiento, aparece en la zona tratada una sensación de agujetas que desaparece en un par de días.

Lipolaser no invasivo antes, durante y después

  1. Antes de comenzar el tratamiento se realiza una valoración del tejido adiposo, una impedanciometría y una medición de los contornos. Después se aplica un gel conductor en la parte a tratar. Los cabezales  de la máquina se sujetan a esa zona a través de unas cintas y entran en contacto con la piel.
  2. La máquina empieza el tratamiento y, 25 minutos después, termina y el paciente puede irse.
  3. Los resultados son visibles desde el primer momento pero hasta las 6 semanas no es considerado como definitivo.
  4. Tras un periodo de entre 4 y 6 semanas, se vuelve a realizar otra sesión hasta un total de 1 a 3 sesiones.

Ven a la Clínica Bruselas y descubre lo que el lipoláser puede hacer por ti. Te encantarán los resultados y podrás sentirte mejor en tu propia piel.

Give a Reply