Excesos navideños : Cómo evitarlos

Excesos navideños : Cómo evitarlos

 

En este mes de diciembre lo normal es que exista un incremento en la ingesta de comida y bebida produciendo los famosos Excesos navideños.

Excesos navideños

El alcohol y las grasas son la causa de la mayoría de las gastroenteritis y los cólicos que se producen en estas fechas. Tanto es así, que se calcula que el 20% de los españoles sufrirá algún tipo de indigestión provocada por los excesos navideños.

Si el consumo que hemos realizado de alcohol ha sido excesivo es probable que podamos acabar con una irritación estomacal. En ese caso, tendremos ardores y acidez, y, en si repetimos esa ingesta, podemos llegar a padecer patologías más serias como úlceras o pancreatitis. De hecho, la úlcera es una enfermedad bastante habitual en aquellas mujeres que poseen unos hábitos alimenticios inadecuados, y da lugar a constantes dolores abdominales, vómitos y malas digestiones.

Pero en ocasiones se supera el simple cólico.Según los médicos especialistas en el aparato digestivo, la confluencia de las comidas grasas y el alcohol en personas sanas de mediana edad puede desencadenar patologías que van más allá de una indigestión, como la pancreatitis aguda.

Contraindicado: Deben tener prohibido el alcohol todas las personas que padezcan enfermedades crónicas del hígado, del sistema nervioso y del páncreas. Además, hay que tener cuidado con los medicamentos: leer el prospecto para saber si el tratamiento permite beber. Aquellas personas que sufran problemas psiquiátricos tendrán que abstenerse también del alcohol. Y, por supuesto, los que vayan a coger el coche deberán olvidarse de las copas.

La cantidad de alcohol que admiten las personas dependen mucho del sexo, edad, peso y factores genéticos, aunque también de la constitución y salud de cada uno.

En general se considera normal la ingesta por debajo de los 30 gramos de alcohol al día, existe un riesgo moderado si ingerimos entre 30 y 60 gramos de alcohol diarios y es problemático, con riesgo para el desarrollo de cirrosis, con más de 60 gramos diarios de alcohol.

Preparación antes de los excesos navideños

Antes de las fiestas podemos ayudar a nuestro cuerpo a prepararse para los atracones. Comer menos carne y más pescado, verduras a la plancha o al vapor, mucha agua y ejercicio. De esta forma, cuando llegue el fin de año estaremos en buena forma física y nuestro estómago limitará la cantidad de comida que admite (porque antes no habremos estado forzando) y cuando pasen las fiestas, compensaremos los excesos y volveremos a nuestro peso de forma más rápida.

 

Give a Reply