Radiofrecuencia Corporal en Madrid

radiofrecuencia corporal
La Radiofrecuencia Corporal

Estirar, redefinir, recuperar el tono, reducir centímetros, rejuvenecer….. Todos estos deseos pueden hacerse realidad a golpe de ondas de radiofrecuencia que penetran en la piel estimulando la producción de colágeno de forma que, en tan sólo unos minutos y sin apenas dolor, la piel recupera el tono y la firmeza perdidas.

Mejorar la elasticidad de la piel del cuerpo, combatir la celulitis y redefinir el contorno corporal… Son, entre otras, algunas de las aplicaciones más populares de la radiofrecuencia.

Si estás interesado en conocer más sobre esta técnica tan popular, solicita una consulta gratuita con nuestro equipo. Realizaremos un estudio personalizado de tu caso con la intención de ofrecerte el mejor tratamiento para que alcances tus objetivos.

La radiofrecuencia emite radiaciones electromagnéticas que oscilan simultáneamente en el campo eléctrico y magnético. Estas radiaciones, cambian continuamente de negativo a positivo y, como consecuencia, se genera un movimiento rotacional de las moléculas que genera calor. Dicho calor produce efectos en la piel y el tejido graso subcutáneo, combatiendo los adipocitos que se acumulan debajo de la dermis y modifican la silueta.

En resumen, el objetivo de esta técnica es acceder a las capas más profundas de la dermis para, mediante la aplicación de calor, reestructurar las fibras de colágeno, provocando con ello un estiramiento de la piel.

De este modo, la radiofrecuencia corporal permite combatir la celulitis y la flacidez corporal y devuelve la luminosidad y tersura, actuando a modo de estiramiento cutáneo no quirúrgico.

Sus efectos son como los de un lifting pero sin los inconvenientes del postoperatorio y la recuperación.

La radiofrecuencia cuenta con un amplio currículo previo a su “hallazgo” como estrategia contra la flacidez y el adipocito, ya que se ha venido empleando en medicina desde hace muchos años, especialmente en el campo de la cirugía convencional.

Hoy en día, la radiofrecuencia corporal hace posible combatir de forma eficaz la flacidez en las zonas en las que tradicionalmente los resultados de las técnicas no quirúrgicas dejaban bastante que desear: senos, abdomen, cara interna de los brazos y los muslos y cuello.

Los dos tipos de radiofrecuencia utilizados son la bipolar, que provoca un calentamiento superficial de la piel, y la unipolar, que produce un calentamiento en la parte más profunda de la dermis actuando sobre el tejido adiposo.

La radiofrecuencia Indiba es una nueva modalidad de radiofrecuencia, un tratamiento regenerativo, indoloro e inocuo que ofrece unos resultados asombrosos tanto sobre el rostro como el cuerpo, permitiéndonos rejuvenecer y revitalizar la piel de nuestra cara, suavizar las arrugas, imperfecciones como pequeñas cicatrices e, incluso ya sobre el cuerpo, reducir la tan indeseada celulitis o rebajar abdomen, por citar una de sus múltiples propiedades.

Con la tecnología de la radiofrecuencia Indiba, también conocida como diatermia, se consigue un aumento de la temperatura local en los tejidos a través de una corriente de energía electromagnética de frecuencia precisa, controlada y lo suficientemente capaz de generar una respuesta a nivel celular.

Si hablamos del número de sesiones recomendadas para obtener unos resultados idóneos, podemos decir que desde la Clínica Bruselas, clínica de cirugía estética de Madrid, recomendamos un total de 10 sesiones de radiofrecuencia que podrían variar en función de cada paciente. Entre las mismas, habrá que dejar un periodo de entre 7 y 15 días.

En cuanto a la duración del tratamiento, indicar que suele tener prolongarse entre 30 y 45 minutos por cada sesión y es necesario que en las 12 horas posteriores se enfríe la zona tratada mediante la aplicación de frío local o exposición a bajas temperaturas.

También se deberá mantener un cuidado diario con los productos cosméticos determinados por el personal clínico y proteger la piel con una crema de fotoprotección solar adecuada.

¿Cuáles son los efectos reales?

Tensado de la piel, remodelación del óvalo, elevación de volúmenes y formación de nuevo colágeno.

¿Cuándo se aprecian los resultados?

Desde la primera sesión ya puede apreciarse una piel más tersa pero los efectos definitivos tardan unos 3 o 4 meses en notarse. Es importante someterse al número de sesiones adecuado para alcanzar los objetivos deseados. Por norma general, el número de sesiones recomendadas son 10.

¿Puedo hacerme un tratamiento de radiofrecuencia si tengo la piel sensible?

Sí, únicamente se enrojecerá un poco más.

¿Puedo tomar el sol tras someterme a una sesión de radiofrecuencia corporal?

Conviene dejar pasar al menos 48 horas.

Nada más salir de la sesión, ¿puedo ir al trabajo?

Por supuesto, únicamente se apreciará un tono ligeramente enrojecido.

¿La radiofrecuencia corporal duele?

No, es completamente indolora.

MÁXIMA CALIDAD ASISTENCIAL

Sin duda alguna una aparatología inmejorable para asegurarnos un resultado excelente.

reloj

Tiempo de la sesión

De entre 35 y 45 minutos. Podría variar en función de la zona a tratar.

postoperatorio

Hospitalización

No requiere de ingreso hospitalario.

anestesia

Antestesia

No requiere del uso de anestesia.

recuperación

Recuperación

Recuperación inmediata. Puede dejar pequeñas rojeces en pieles sensibles.

resultados

Resultados

Inmediatos aunque se recomienda un total de 10 sesiones para alcanzar los resultados deseados.

Pida más información

linia

Complete el cuestionario y nuestros expertos se pondrán en contacto con usted para resolver sus dudas.

He leído y acepto las condiciones legales.