Peeling Químico Facial en Madrid

peeling químico facial madrid

La piel del rostro es posiblemente la que más cuidados requiere de nuestro cuerpo. La exposición diaria a la que se somete esta parte de nuestra piel la hace más vulnerable y propensa a daños, surgiendo pequeñas imperfecciones que resultan imprevisibles y molestas de combatir. Manchas solares, marcas de acné, pigmentación irregular… prestar más atención a esta área es indispensable para evitar su aparición.

Ciertamente, la cara es nuestra carta de presentación y, aunque no es la única, sí que se considera fundamental. Para protegerla o recuperar su lozanía se aplican métodos como el peeling químico facial, una técnica de rejuvenecimiento facial que permite disminuir e incluso eliminar las manchas, las arrugas y las lesiones que nos impidan lucir una piel brillante y sana.

¿Qué es un peeling químico facial?

El peeling facial es una técnica empleada para rejuvenecer la piel. Para su funcionamiento, se utiliza una solución química (de mayor o menor potencia en función de la gravedad del caso) con el objetivo de retirar del rostro la piel dañada, dejando a la vista las capas nuevas que aún no han sido expuestas. Esta exfoliación de la piel ayuda a controlar la secreción sebácea y mejora su textura dotándola de luminosidad.

Los peelings químicos son utilizados como tratamiento para la eliminación de arrugas, cicatrices y manchas y, aunque son empleados principalmente en la zona del rostro, pueden ser usados en todo el cuerpo para conseguir una piel más suave y joven.

La solución química empleada en el peeling y el tipo de peeling aplicado variará según el caso del paciente. La exfoliación química que ofrece los mejores resultados es la profunda, pero el tiempo de recuperación es mayor y este es un factor que se debe tener en cuenta.

Tipos de Peeling Químico

Los desperfectos de la piel que se pueden tratar a través del procedimiento son numerosos, pero es necesaria una evaluación previa para seleccionar la sustancia química más adecuada según el caso en particular. Si estás buscando una clínica de estética en Madrid donde realizarte un tratamiento de peeling químico puedes solicitar una consulta con nuestros especialistas rellenando el formulario de esta página. Nuestro equipo se encargará de hacer un estudio individualizado de tu caso para ofrecerte la mejor solución a tus necesidades.

Los tipos de peeling químico entre los que puedes escoger son:

Peeling superficial: o exfoliación química suave, es aquel tipo de peeling que atiende necesidades más simples de la piel del rostro como áreas con acné, arrugas poco profundas y eliminación de manchas.

Mediante este tipo se elimina la capa más superficial, la epidermis. Por tratarse de un procedimiento más suave que los siguientes, no son necesarios grandes periodos de recuperación (entre 1-7 días aproximadamente) y la frecuencia de aplicación es mayor. Para la exfoliación suave o peeling superficial se utiliza comúnmente ácido glicólico.

Peeling medio: si se selecciona este tipo de peeling las partes que se eliminarán serán células pertenecientes a la epidermis y algunas partes de la dermis. Como la exfoliación suave, también proporciona reparación a arrugas, manchas en la piel y cicatrices, pero a imperfecciones un poco más severas. Bajo esta modalidad de peeling, las herramientas de uso más frecuentes son la combinación de peeling, dermoabrasión manual y algunos láseres fraccionales no ablativos.

La sustancia más popular en el peeling medio es el ácido tricloroacético. En cuanto al tiempo de recuperación, se estima en función de la concentración del químico, que suele estar entre 20% y 35%. En cualquier caso, el paciente que se someta a este tratamiento deberá permanecer lejos de los rayos UV del sol, por lo menos, una semana.

Peeling profundo: como su nombre indica, este tipo de exfoliación trata las imperfecciones más agresivas. Como sustancia química, el peeling facial profundo emplea el fenol, una alternativa capaz de reducir arrugas y cicatrices profundas con resultados espectaculares. También es posible realizar peeling profundos con láser de CO2.

Es importante destacar que al tratarse de un procedimiento agresivo, requiere de mayores cuidados, pudiendo alargarse el periodo de recuperación según el caso del paciente. Durante este proceso se deberán evitar los rayos del sol por un mínimo de 15 días.

¿Para qué sirve un peeling químico facial?

Al margen de los usos principales del peeling químico ya mencionados, debemos decir que es un excelente tratamiento para aportar brillo a la piel, mejorando el aspecto del rostro y dotándole de juventud. Además, este también contribuye a la desaparición de puntos negros, atenuando las pecas en sus aplicaciones más profundas.

Tratamiento de Peeling Químico en Madrid

MÁXIMA CALIDAD ASISTENCIAL

Sin duda alguna una aparatología inmejorable para asegurarnos un resultado excelente.

Nuestros resultados en el tratamiento de peeling químico son excelentes, así como la recuperación a la vida laboral y/o cotidiana, pues realizamos un seguimiento exhaustivo y personalizado sobre cada paciente.

Y si le preocupa el precio del peeling químico, debe saber que en nuestro centro también podrá elegir diversas fórmulas de financiación.

Si está interesado en realizarse una tratamiento de peeling químico en Madrid le recomendamos que pida una cita personalizada en nuestro Clínica de Medicina Estética en Madrid para más información. Nuestro equipo profesional estará encantados de resolver todas sus dudas, podrán valorarle y aconsejarle sobre el tratamiento más adecuado para usted.

Tiempo de aplicación

Tiene una duración aproximada de entre 30 segundos y 3 minutos.

Hospitalización

El tratamiento de peeling químico es ambulatorio y, por tanto, no requiere de ingreso hospitalario.

Anestesia

El peeling no requiere de ningún tipo de anestesia por ser un procedimiento de medicina estética.

Recuperación

La recuperación del peeling químico dependerá de la profundidad a la que se realice. Esta podrá variar de 7 días a 3 semanas.

Resultados

Los resultados del peeling químico facial serán visibles desde la primera sesión (una vez pasado el proceso de recuperación)

Tiempo de intervención

Tiene una duración aproximada de entre hora y media y dos horas.

Hospitalización

La operación de aumento de glúteos es ambulatoria y, por tanto, no requiere de ingreso hospitalario.

Anestesia

Esta intervención necesita anestesia epidural para evitar dolores en la zona a tratar.

Recuperación

No es un postoperatorio doloroso, pero sí incómodo ya que la paciente debe permanecer durante dos o tres días en posición ventral, boca abajo.

Resultados

Los resultados tras la cirugía estética son excelentes y totalmente visibles tras la recuperación necesaria.

Pida más información

linia

Complete el cuestionario y nuestros expertos se pondrán en contacto con usted para resolver sus dudas.

He leído y acepto las condiciones legales.