Algunos mitos en la alimentación

Algunos mitos en la alimentación

mitos

Desde hace muchas décadas venimos preocupándonos por la nutrición y la alimentación. Cada año no falta quién sale con una dieta súpermilagrosa que promete eso: milagros pero que no son reales. Los científicos ya saben desde hace mucho que lo mejor para tener un peso óptimo es comer bien y comer poco. O al menos lo justo, sin pasarse.

De un tiempo a esta parte han surgido dietas carentes de todo rigor científico que eliminan algunos nutrientes. Veamos qué fallos tienen.

-Eliminar el gluten. Salvo que uno sea intolerante a esta proteína o celíaco, eliminar el gluten no solo no sirve para adelgazar sino que elimina de un plumazo un montón de cereales que son importantísimos en una dieta equilibrada.

-Comer solo proteínas. Es de las dietas con mayor éxito puesto que los resultados son inmediatos pero provocan el efecto contrario y, una vez que se deja, no solo se recuperan los kilos perdidos sino que se ganan unos de regalo. Es el llamado efecto yo-yo.

-Eliminar los lácteos. Si bien a medida que cumplimos más años vamos necesitando menos lácteos que cuando estamos en etapa de crecimiento, la moda de eliminarlos de la dieta carece de cualquier rigor científico.

-La moda de los batidos verdes. Ni adelgazan ni son más beneficiosos para la salud. No más que llevar una dieta equilibrada y sana.

-La dieta paleo. Es la dieta que tenían nuestros ancestros que quemaban calorías en una proporción superior a la nuestra. Es una dieta que, además, elimina los cereales.

-Saltarse la cena. De los peores errores que hay ya que el organismo entra en alerta y se ralentiza en espera de hambruna. Cenar poco sí que es aconsejable. Algo ligero como un filete a la plancha.

Give a Reply