Piel hidratada desde dentro gracias a la alimentación

piel hidratada

Piel hidratada desde dentro gracias a la alimentación

La apariencia de nuestra piel está directamente relacionada con nuestros hábitos de vida: si dormimos horas insuficientes, si no tenemos un sueño continuado, si vivimos muy estresados o estamos decaídos emocionalmente, nuestro aspecto lo reflejará antes o después.

El órgano más grande de nuestro cuerpo es nuestra piel y su papel es mucho más importante de lo que creemos. Nos sirve de escudo frente a infecciones, ataques de agentes externos, gérmenes y como barrera de protección. Además, liberamos las toxinas a través de ella y sirve como depuradora natural. Tras el verano y debido a los excesos, la piel tiende a resecarse, pierde hidratación y su apariencia es opaca.

Lo más importante es comenzar a cuidarnos desde dentro, con una alimentación saludable, que nos aporte todos los nutrientes y vitaminas que necesitamos. Para tener una piel hidratada y brillar por fuera debemos comenzar desde el interior.

Un ejemplo de alimento que ayuda a aumentar la humedad de nuestro cuerpo desde el interior es el pepino, que está compuesto en un 97% por agua, y que además cuenta con vitaminas A, C y E, excelentes para hidratar la dermis y aportarle muchísima más vitalidad y flexibilidad.

Los cítricos, como la naranja, el limón, la mandarina o el pomelo son alimentos que también te permiten disfrutar de una piel hidratada en profundidad. Además, son grandes fuentes de antioxidantes y vitamina C, indispensables para luchar contra la acción de los radicales libres, que son los principales responsables de la oxidación celular y el envejecimiento de la piel.

Entre los mejores alimentos para conseguir una piel hidratada destaca la sandía, una fruta muy refrescante y rica en agua, que te ayudará a mantener bien hidratados los tejidos de la dermis. Estimula la producción de colágeno y es muy rica en antioxidantes. Y todo ello aportando una mínima cantidad de calorías.

Unido a la ingesta de estos alimentos,hay que señalar la importancia de beber abundante agua durante al día (entre 1,5 y 2 litros) para eliminar toxinas e impedir que la dermis vaya perdiendo firmeza y flexibilidad.

Cuídate por dentro y tu piel reflejará en tu exterior el bienestar de tu cuerpo.

Give a Reply