¿Qué comer en primavera?

¿Qué comer en primavera?

Llegan el buen tiempo y  la primavera,  y se inician  muchas dietas exprés para llegar al verano con la mejor figura; se podría decir que el 50% de estas dietas se inician en estos meses con la vista puesta en el verano.

primavera

Las dietas tienen express pueden acarrear riesgos para nuestra salud, por eso, para cuidar la línea lo mejor es seguir una dieta equilibrada y realizar ejercicio moderado de forma regular.

Para acelerar el proceso de la pérdida de grasa y toxinas innecesarias es imprescindible combinar la dieta con el ejercicio físico. Además, este debe ser individualizado y adaptado por profesionales para personas que presenten distintos índices y niveles de grasa corporal, además de otro tipo de limitaciones por la edad y las circunstancias.

Los especialistas recomiendan una dieta variada, en la que se pueda disfrutar de productos de temporada, con el fin de evitar la monotonía en la alimentación y  conseguir nuevos aportes alimenticios.

– Las cerezas son una de las frutas imprescindibles desde el mes de abril hasta julio. Son conocidas como una “súper fruta”, están llenas de antioxidantes llamados antocianinas que ayudan en la reducción de enfermedades cardíacas y cáncer. Las cerezas se conocen como “alimento del cerebro”, ayudando en la salud del cerebro y en la prevención de la pérdida de memoria. Debido a que las cerezas contienen antocianinas, pueden reducir la inflamación y los síntomas de la artritis y la gota. Además, la ingesta de cerezas reduce el riesgo de diabetes y constituye una buena fuente de fibra para la salud digestiva.

– Los puerros son una verdura cuya temporada va desde marzo hasta junio. El sabor es parecido al de la cebolla, aunque más suave y dulce. Además de sus cualidades culinarias, cabe destacar que este vegetal cuenta con propiedades beneficiosas. El componente principal de los puerros es el agua (90%), por lo que supone un escaso contenido calórico. De esta forma, en casos de obesidad el consumo resulta beneficioso. Son un alimento con propiedades diuréticas, gracias a su contenido en potasio y la pobreza en sodio. Se recomendará pues a las personas que sufran retención de líquidoshipertensión gota.

– La fresa es una fruta que tiene su temporada desde enero hasta junio. Las fresas y los fresones son poco calóricos. Su valor energético por 100 g de peso de fruto fresco comestible oscila entre 27 y 34 kcal. Después del agua, su principal constituyente son los hidratos de carbono. La fructosa significa prácticamente la mitad de sus glúcidos y el resto es glucosa en su mayor parte. Posee un bajo porcentaje de proteínas. Esta baya constituye una excelente fuente de vitamina C-

Esta fruta es fácilmente digestible y ejerce un gran efecto laxante. Sus contraindicaciones son escasas, tan sólo deberán consumirlas con prudencia las personas con patologías estomacales debido a su acidez. Cuando estos frutos se consumen en compota o mermelada pierden muchas de sus propiedades nutritivas.

A todos estos alimentos se les pueden añadir otros, que también son eficientes por sus propiedades y colaboran de forma activa a la dieta como los albaricoques, los calabacines, las lechugas, los aguacates, las cebollas, o las judías.

 

Give a Reply