¿Qué es el ayuno intermitente?

¿Qué es el ayuno intermitente?

No falla: empieza el buen tiempo, nos despojamos de la ropa de invierno y es entonces cuando nos entra la necesidad de perder peso y volver a nuestra talla, aumentada tras los excesos invernales. Y si en medio has sufrido una cuarentena, en casa encerrado, con poco ejercicio y mucho tiempo para comer, seguro que ahora te llevas las manos a la cabeza y empiezan las prisas. Por eso hay quien elige el ayuno intermitente como forma de perder peso y a la vez de adquirir unos hábitos alimentarios saludables.

 

El método más popular y que demuestra tener más beneficios es el conocido como 16/8, que consiste en dividir las 24 horas del día en dos franjas (16 y 8 horas) en las que se puede o no ingerir alimentos. Es decir, se basa en comer en una ventana de 8 horas consecutivas (no quiere decir que haya que estar 8 horas seguidas comiendo) y ayunar las restantes 16 horas. En realidad, en la franja de las 16 horas se computan las que pasamos durmiendo, por lo que no es un espacio tan amplio.

 

Por ejemplo, si desayunamos a las 12, podemos hacer la ultima comida a las 8 de la tarde. En las horas de ayuno están permitidos el café solo (sin leche ni edulcorantes), las infusiones también sin edulcorar, y el caldo de verduras.

 

Hay quien prefiere obviar el desayuno y almorzar a las 2 para poder hacer la cena a las 10. Una de las ventajas es que, al ser franjas personalizadas, cada uno puede colocarlas en función de sus hábitos alimentarios, sus costumbres sociales o sus preferencias personales.

 

Al limitar las horas para alimentarse, se limita también la ingesta de calorías. Cuando comes, el cuerpo usa la energía de los alimentos y la almacena en los músculos y en el hígado. Unas seis horas después de dejar de comer el cuerpo tira de esa energía hecha glucosa. A las 12 horas se agota esa glucosa y el cuerpo para alimentarse echa mano de las reservas de grasa, y ahí se empieza a adelgazar. Cuando el cuerpo se acostumbra a dicho ayuno, ya no guarda esa glucosa, sino que la invierte en el momento, por lo que las reservas de grasa bajan.

 

El ayuno intermitente no es tanto una forma de adelgazar como una forma de alimentarse, que desde luego no será efectiva si en las 8 horas de ingesta comemos exceso de hidratos, bollería, fritos o alimentos procesados.

 

Muchas famosas, desde Elsa Pataky a Jennifer Aniston, se han hecho asiduas a este ayuno, que según algunos expertos tiene beneficios como una tensión más baja y una mayor longevidad, pero cuya práctica puede no ser tan beneficiosa como parece sino seguimos unas pautas médicas.

 

En la clínica Bruselas de Madrid contamos con un equipo médico especializado en nutrición que puede asesorarte sobre cuál es el mejor método para ti, acompañarte durante el proceso y lograr una mejoría tanto en tu aspecto físico como en tu salud y tus hábitos alimentarios.

Give a Reply