¿Qué es la bioestimulación facial con plaquetas?

bioestimulación facial

¿Qué es la bioestimulación facial con plaquetas?

Entre los tratamientos faciales más innovadores contamos con la bioestimulación facial con plasma rico en plaquetas (PRP), que es un método actual de rejuvenecimiento facial que se considera dentro de las terapias regenerativas.

EL envejecimiento es un proceso muy complejo que trae consigo cambios moleculares, y el envejecimiento cutáneo es una de sus manifestaciones más evidentes.

En el rostro se manifiesta sobre todo mediante la aparición de bolsas alrededor de los ojos, el exceso y descolgamiento de la piel de los párpados, la falta de grasa en los pómulos, la marcación del rictus, la laxitud del cuello, la aparición de arrugas alrededor de los labios…

El preparado de bioestimulación facial con plasma rico en plaquetas es uno de los últimos tratamientos de belleza y rejuvenecimiento que han surgido, es un procedimiento que es indoloro y no requiere de reposo. El procedimiento consiste en la extracción de sangre del paciente, la centrifugación y extracción del plasma rico en plaquetas de la misma, para posteriormente realizar la infiltración a nivel facial al propio sujeto.

El  plasma rico en plaquetas es, por tanto, un preparado autólogo (extraído de la propia sangre del paciente) de plaquetas en plasma concentrado, no tóxico, no alergénico, cuya función esta directamente ligada a la liberación de los factores de crecimiento de las propias plaquetas.

Con este tratamiento de bioestimulación facial se combaten las arrugas mediante la aplicación de mesoterapia de estos factores de crecimiento extraídos, solos o combinados con otros fármacos, lo que nos permitirá aportar principios activos que activan la regeneración celular de la piel. Las inyecciones intradérmicas del preparado producen cambios muy notables sobre la piel envejecida, pues restauran la vitalidad cutánea, aumentan el grosor de la piel, recuperan la consistencia elástica y mejoran la tersura y apariencia de la misma. El efecto es similar al que se conseguiría combinando la mejor crema hidratante con la mejor crema nutritiva, teniendo en cuenta que por vía tópica la penetración de los principios activos es mínima y con la inyección el cien por cien del producto penetra en la dermis.

Es una técnica ambulatoria sencilla, que se se recomienda a partir de los 30 años, edad en la que la piel empieza a perder su poder de regeneración, o simplemente cuando los signos de envejecimiento son visibles.

La mejoría es apreciable desde los primeros días y alcanza su plenitud a los 20 o 30 días, y se aprecia durante muchos meses. El resultado de la última sesión con plasma rica en plaquetas dura aproximadamente 1 año, momento en el que habrá que analizar si es necesaria una sesión de refuerzo.

No existen efectos adversos, porque el PRP es un preparado realizado con la propia sangre del paciente, lo que evitan el riesgo de infección o transmisión de enfermedades o reacciones alérgicas.

Give a Reply