¿Qué es la presoterapia y cuáles son sus beneficios?

presoterapia

¿Qué es la presoterapia y cuáles son sus beneficios?

La presoterapia es un tratamiento estético que tiene como finalidad realizar el drenaje linfático y ayudar de este modo a hacer frente a la celulitis. Su mecanismo de aire a presión es propicio para mejorar la circulación de retorno y aliviar aquellos problemas fruto de un trastorno venoso causante de las denominadas piernas cansadas o arañas vasculares.

Hoy en día podemos decir que es uno de los tratamientos estéticos más completos del mercado y, pasen los años que pasen, siempre puede ser una muy buena opción para realizarse de manera individual o o para acompañar cualquier láser o intervención en la que queramos acelerar el proceso (crioterapia, liposucciones…) y obtener mejores resultados, sin correr ningún tipo de riesgo.

¿Cuáles son los beneficios de la presoterapia?

Este tratamiento estético favorece la oxigenación del cuerpo y disminuye la tensión sanguínea, a la vez que nutre las células del organismo, estimula la eliminación de toxinas de forma natural y proporciona una agradable sensación de bienestar. Por lo que sus ventajas no solo son estéticas, sino que también afectan a la salud del organismo y del cuerpo.

Al mejorar la circulación del sistema linfático y del torrente sanguíneo, la presoterapia tiene una serie de efectos positivos que repercuten sobre diferentes partes del organismo:

– Mejora el aspecto de la piel y combate la celulitis: esto se debe a que la presoterapia mejora la circulación, eliminando las posibles retenciones de líquido linfático y activando el sistema circulatorio, por lo que aumenta el oxígeno en la sangre y se produce una mayor nutrición de los tejidos, favoreciendo la regeneración celular.

Ayuda a eliminar toxinas: La linfa es la encargada de transportar las sustancias de desecho de las células hacia la sangre; al favorecer la circulación, la linfa podrá eliminar mejor los residuos metabólicos.

Combate la hipertensión arterial: la eliminación de retenciones en la circulación de la linfa y la activación del sistema circulatorio ayuda a reducir la presión arterial.

Alivia el cansancio y la pesadez en las extremidades: Además, también ayuda a reducir la inflamación derivada de la acumulación de líquidos.

Elimina edemas y linfoedemas: En algunas ocasiones, la presoterapia está indicada para eliminar los edemas de una cirugía, una lesión (edema causado por un esguince),  o de intervenciones como una liposucción; esto es debido a que ayuda a reabsorber el líquido producido por la lesión en cuestión.

Refuerza el sistema muscular: ayuda a tonificar y estimular los músculos y articulaciones, a la vez que refuerza los tejidos conectivos.

-Alivia el estrés: Al estimular los puntos nerviosos motores, ayuda a aliviar el estrés y la tensión, reduce los espasmos musculares y produce bienestar y relajación.

-Aumenta las defensas del organismo: Los ganglios linfáticos son estructuras que actúan como depuradoras de la linfa, ya que interceptan agentes patógenos y los elimina. Al mejorar la circulación de los vasos linfáticos, los ganglios mejoran su función y se refuerza el sistema inmunológico.

Incluso, someterse a una terapia a presión puede ayudar a evitar la retención de líquido y a liberar más rápido la grasa y toxinas al momento de hacer ejercicios, mejorando el sistema inmunológico del paciente, el circulatorio y el digestivo.

La presoterapia utiliza métodos cuyos efectos son totalmente renovables para el paciente, eliminando incluso el dolor de las articulaciones y la sensación de piernas cansadas.

Este tratamiento estético no está indicado para un paciente en específico, pues la verdad es que se recomienda a todas las personas que quieran estimular y mejorar el drenaje linfático, problemas de obesidad, la circulación y demás factores dentro de su organismo.

Give a Reply