Rejuvenecimiento de manos – Tus manos hablan de ti, cuídalas

Rejuvenecimiento de manos – Tus manos hablan de ti, cuídalas

Las manos son algo semejante a la carta de presentación de la mujer, así que es importante tenerlas siempre bien cuidadas. Son, como el rostro, una de las partes del cuerpo más sensibles a los primeros signos de envejecimiento, siendo incluso más pronta su aparición en estas debido a la extrema delgadez de la parte posterior de la mano.

Las manos revelan algo más que gestos y pensamientos: también anuncian nuestra edad. Por ello hay que darle muchos cuidados a esta parte de nuestro cuerpo, siendo importante tener en cuenta ciertos consejos a la hora de potenciar el rejuvenecimiento de nuestras manos.

Tratamientos de rejuvenecimiento para las manos

Hoy día en el mercado existen muchos tratamientos estéticos rejuvenecedores de manos que se encargan de añadirles volumen para ofrecer una apariencia más joven en estas. Hay muchas variedades de cremas para manos en el mercado adaptadas a todo tipo de necesidades pero aquellas que tienen urea o lanolina han demostrado ser las más efectivas a la hora de proteger las defensas naturales de la piel.

Existen cremas que contienen factores de crecimiento derivados de plantas que promueven la formación de nuevo colágeno. Es importante puntualizar que, aunque los resultados de estas cremas no sean los mismos que los de un tratamiento médico, son una gran idea como primer producto para usar alrededor de los 40 años si queremos prevenir el envejecimiento.

Cuando ya no es suficiente una buena crema hidratante o despigmentante, es bueno considerar la nueva oferta de tratamientos intensivos del sector estético, métodos de rejuvenecimiento de manos como el relleno con ácido hialurónico, los peelings y las inyecciones de células madre que aportan soluciones muy eficaces para casi todos los pacientes.

5 Consejos para rejuvenecer tus manos

  1. Aplícate una crema específica para manos como mínimo un par de veces al día.
  2. Al aplicar la crema de manos, aprovecha para darte un masaje desde la yema de los dedos hasta la muñeca. De esta forma, activarás la circulación, te relajarás y la crema penetrará mejor.
  3. Al lavarnos las manos, es mejor usar productos sin alcohol y perfumes no agresivos para la piel.
  4. Usa jabones suaves y evita usar agua muy caliente. Al acabar, sécatelas minuciosamente con una toalla de algodón.
  5. Es importante tener en cuenta que cuando te lavas las manos, además de eliminar suciedad y bacterias, también estás rompiendo la barrera de protección natural de la piel y por eso es conveniente evitar el uso de productos fuertes y que te apliques frecuentemente cremas hidratantes.

Give a Reply