¿Cómo saber si sufro una rotura de prótesis mamaria?

rotura de una prótesis mamaria

¿Cómo saber si sufro una rotura de prótesis mamaria?

No es una situación habitual, pero en algunas ocasiones, se produce una rotura de prótesis mamaria. Desde luego ocurre en casos muy contados, pero las pacientes que padecen esta situación han de saber a qué atenerse y cómo actuar. Las prótesis mamarias siguen teniendo hoy en día un papel fundamental en la cirugía de la mama, ya que se utilizan tanto en técnicas de reconstrucción tras cirugía oncológica (mastectomía total o parcial) como con fines cosméticos, en cirugía de aumento de volumen. En este último caso las prótesis mamarias se insertan o en posición subglandular (entre la glándula mamaria y el músculo pectoral mayor) o en retropectoral (tras el músculo). Los implantes de silicona han ido evolucionando a lo largo del tiempo y ya existen cinco generaciones, siendo las últimas las que están rellenas de un gel cohesivo que mantiene estables sus propiedades de forma y apariencia, y que por ello limitan las posibles “fugas” de material hacia otras zonas. Las prótesis mamarias son dispositivos de vida media limitada y la probabilidad de rotura de las mismas aumenta de forma proporcional al tiempo transcurrido desde su implantación.

Según la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética se han detectado tasas de rotura de prótesis mamaria de hasta el 50% a los 12 años, si bien en estudios más recientes y con prótesis de más modernas generaciones las estimaciones de rotura oscilan en torno a un 10-14% de los implantes a los 10 años.

La rotura de una prótesis mamaria de suero salino no presenta dificultades para ser diagnosticada, ya que se aprecia una clara disminución de volumen por la fuga del suero. Sin embargo, en las prótesis de silicona el diagnóstico clínico de rotura se detecta sobre todo porque la paciente experimenta dolor, alteración del contorno del implante o deformidades. La mayoría de las roturas se presentan con diversos grados de deformidad y/o masa palpable; no obstante, muchas de ellas cursan sin síntomas para la paciente ni claros signos identificables en la exploración física. Por ello, las pruebas de imagen constituyen el eje central del seguimiento en las portadoras de prótesis de silicona para el diagnóstico de sus complicaciones.

Se estima que más del 50% de las roturas protésicas pasan desapercibidas en la exploración; por ello, las pruebas de imagen constituyen el eje central del seguimiento en las portadoras de prótesis mamarias para el diagnóstico de sus complicaciones.

Si aprecia cambios de forma, dolor, deformidades o cualquier alteración tras un implante mamario, no tenga duda en consultar a su cirujano. Los expertos tendrán en cuenta todas las opciones y podrán resolver las dudas y el problema de la manera más conveniente.

Give a Reply