Seduce con la mirada

Seduce con la mirada

bolsas-ojos

¿Qué crees que es lo primero se ve de tu cara? La mirada. Una mirada penetrante es inolvidable. ¿Recuerdas los ojos de Elisabeth Taylor? Sí, eran extremadamente bellos pero también había una mirada felina, una sugerencia a “no dejes de mirarme” increíble.

Sin embargo ni los ojos más bellos del mundo pueden soportar unas antiestéticas bolsas o unos párpados hinchados o deformados por una mala alimentación, la edad, el estrés…

Las antiestéticas bolsas reducen un 80% una mirada, dan apariencia triste y, sobre todo, envejecida.

¿Por qué se producen?

Hay infinidad de factores pero como siempre, los excesos. Se llevan la palma los clásicos: Beber mucho alcohol y fumar. Pero no sólo eso, hay más causas:

-La mala alimentación hace, como en casi todo lo relacionado con un buen aspecto, la mayoría. Comer alimentos precocinados y el exceso de sal, provocan una gran retención de líquidos y las bolsas son uno de los primeros síntomas de esa retención.

No descansar bien. De hecho las bolsas se agudizan nada más levantarnos. Conforme pasa el día tienden a bajar un poco.

Tratamientos hormonales.

-Medicamentos como la cortisona.

-Una mala circulación sanguínea.

-Cuestiones genéticas (si tu padre las tenía, tú tienes más probabilidades de heredarlo).

Para evitar su aparición te recomendamos:

  • Comer a diario verduras y frutas (de temporada).
  • Evitar el exceso de sal.
  • Evitar las comidas precocinadas.
  • Hacer ejercicio.
  • Beber al menos dos litro de agua al día.
  • Descansar bien al menos siete u ocho horas.

En función de qué tipo de bolsas se tengan hay un tratamiento específico. En la Clínica Bruselas te recomendamos la blefaroplastia, una pequeña incisión en la zona donde se aloja el exceso de grasa para que ésta sea retirada. Se hace con anestesia local y no presenta riesgos, dejando cicatrices apenas imperceptibles.

Give a Reply