Si eres mujer, fumas y bebes, los resultados te durarán mucho menos

Si eres mujer, fumas y bebes, los resultados te durarán mucho menos

rostro2

Arrugas prematuras por el consumo de tabaco, manchas cutáneas por el efecto del sol….Vicios como estos, junto con el estrés, el alcohol y la comida basura dibujan un rostro al menos cinco años más envejecido respecto a su edad real tanto en hombres como en mujeres. Así lo explican desde la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV). Al contrario de lo que se piensa, la genética no es la única responsable de los signos de envejecimiento reflejados en la piel. Su contribución es de un 25 por ciento, mientras que otros factores externos, que de una y otra manera se pueden controlar casi siempre influyen en el 75 por ciento restante.

Según los estudios realizados hasta el momento, las mujeres fumadoras tienen un riesgo casi 3 veces mayor de desarrollar arrugas prematuras que aquellas que no fuman.

Además, las investigaciones muestran que los efectos del tabaco en la piel les afectan más a ellas que a ellos. “Esto se debe a un factor hormonal. Los andrógenos (hormonas sexuales masculinas) no tienen tanta interacción con el tabaco como los estrógenos (las femeninas), cuya ausencia afecta a la dermis”, explica el experto. “Cuando fumas, se liberan gases de combustión y, por lo tanto, aumentan los radicales libres, elementos químicos que dañan las membranas de las células, provocando el envejecimiento prematuro de la piel y la destrucción de los tejidos dutáneos del rostro”.

Las arrugas de los fumadores son diferentes: “más estrechas y profundas, con contornos muy marcados. El color de la piel ofrece una palidez cercana al amarillo: Nada que ver que el rosado natural de las pieles saludables”

Give a Reply