Soluciones para eliminar la piel flácida: Radiofrecuencia

Soluciones para eliminar la piel flácida: Radiofrecuencia

La piel es la capa protectora del cuerpo, una barrera que nos protege contra todos los agentes externos y el paso del tiempo, sufriendo descolgamientos, flacidez y otros efectos.

A partir de los 35, la piel deja de producir elastina y colágeno como lo hacía antes, generando ciertos procesos naturales en nuestro cuerpo que pueden llegar a incomodarnos.

Entre las posibles soluciones para eliminar la piel flácida, uno de los métodos que más popularidad ha ganado en los últimos años gracias a sus excelentes resultados es la radiofrecuencia.

¿Qué es la radiofrecuencia y cómo ayudar a solucionar la piel flácida?

La radiofrecuencia, un sistema de uso terapéutico conocido en cirugía desde hace tiempo, consiste en una serie de radiaciones electromagnéticas que oscilan simultáneamente en el campo eléctrico y magnético. Este procedimiento, que ha extendido en la actualidad su uso al campo de la estética, es capaz de tratar la celulitis y la flacidez facial y corporal con unos resultados muy positivos, pudiendo tratar la flacidez en la cara, los senos, el cuello, el abdomen, la cara interna de los brazos y los muslos.

Radiofrecuencia como solución para la flacidez corporal y facial

Esta solución para la piel flácida es un tratamiento ideal para aquellas personas que no quieren someterse a una operación y como complemento a una liposucción.

Los métodos de rejuvenecimiento que emplean radiofrecuencia se basan en ondas que trabajan a una determinada frecuencia para penetrar y ser absorbidas por los tejidos del cuerpo.  Estas frecuencias provocan el movimiento de las moléculas de agua y producen un calentamiento por la fricción de las mismas. Normalmente las ondas de radiofrecuencia se transmiten gracias a unos electrodos que se pasan por encima de la piel sin dañarla.

La radiofrecuencia genera un campo eléctrico que cambia de positivo a negativo que genera calor. Este calentamiento profundo de la piel y tejido celular subcutáneo desencadena en una cascada de reacciones corporales que permitirán una mejoría de aquellos problemas que causan la flacidez facial.

Mediante un sistema de radiofrecuencia específico logramos aumentar la temperatura interna, con lo que conseguimos reparar y remodelar el colágeno profundo, dando tensión facial o corporal.

Give a Reply