Tensar sin rellenar

Tensar sin rellenar

carboxi-facialTras su probado éxito en tratamientos corporales, la carboxiterapia se ha empezado a utilizar en el rostro durante el último año y medio aproximadamente, avalado por estudios presentados recientemente en los más punteros congresos internacionales, con el fin de potenciar la oxigenación tisular, lo cual activa la estimulación de colágeno, algo fundamental para combatir la flacidez y mejorar la calidad y tono de la piel.

La carboxiterapia consigue un efecto buena cara inmediato, puesl el CO2 aporta jugosidad y tensa al momento. Con el paso del tiempo el resultado se potencia, pues el colágeno continúa produciéndose semanas después del tratamiento, lo que se traduce en un rostro renovado y más joven sin necesidad de rellenos ni cirugía. Como valor añadido, la carboxiterapia también fomenta la regeneración de cicatrices de acné u otras marcas faciales.

Para optimizar los resultados se personalizan todos los protocolos, por lo que dependiendo de la necesidad del paciente, se utilizarán otras herramientas para reforzar y complementar la carboxiterapia indolora, como por ejemplo: radiofrecuencia, infiltraciones de hidroxiapatita cálcica, mesoterapia.

Inmediatamente después de la sesión se aprecia un visible efecto lifting, incluso se puede percibir una sensación ficticia y pasajera de “relleno” (derivada de la acción flash que produce el dióxido de carbono) y un gran aporte de luminosidad en todo el rostro.

Para lograr unos resultados espectaculares, se recomienda repetir el protocolo cada 15 días y darse un total de 5 a 10 sesiones, según el estado de la piel y su reacción al tratamiento.

Fuente: Ultimate

Give a Reply