Cómo hacer unas meriendas más sanas y equilibradas

Cómo hacer unas meriendas más sanas y equilibradas

La merienda debe plantearse como un aporte extra de energía para que los más pequeños de la casa estén activos durante la tarde y puedan realizar sus actividades extraescolares.En este artículo os vamos a aconsejar como hacer unas meriendas sanas para tí o para tus hijos.

La merienda ayuda a evitar el sobrepeso, ya que sacia el apetito y no llegan a la cena con tanta hambre. Así pues, la merienda debe realizarse unas horas después de la comida o almuerzo, pero no muy tarde y cercana a la hora de la cena.

Hay que evitar que la merienda sea muy abundante y de difícil digestión. También hay que tener en cuenta lo que ha comido el niño en el desayuno y el almuerzo; de esta manera, se puede complementar la merienda con los nutrientes que necesita y no ha tomado durante el día.

Cómo hacer unas meriendas sanas y equilibradas

Los pediatras recomiendan tomar más frutas frescas y zumos naturales, lácteos como la leche y el yogur y evitar el consumo de bollería industrial.

Las meriendas pueden representar hasta un 15 por ciento de las necesidades de nutrientes de los niños y les ayuda a mantener la energía entre comidas. Esta última debemos aprovecharla para introducir al niño alimentos saludables y apetecibles para él, evitando en la medida de lo posible la bollería industrial.

El resto de calorías se reparte de manera que, el desayuno debe suponer el 20% de calorías ingeridas al día, la comida o almuerzo el 40% y la cena, el 25%.

Las cantidades a ingerir  para realizar una merienda saludable  no deben ser desorbitadas para evitar el exceso de calorías.

En todo caso lo que se meriende y en qué cantidad depende  de cada niño y de cada edad.

Cuantas calorías debe tener una merienda

A nivel nutricional se estima que la merienda debe tener:

  • Desde 250 a 300 kcal entre los 4 y los 9 años
  • De 300 a 350 kcal entre los 10 y los 12 años
  • De 350 a 400 kcal para los adolescentes

Estos últimos necesitan un aporte extra de calcio y la merienda es perfecta para conseguirlo ingiriendo una dosis de lácteos y yogures.

Según los expertos, las meriendas saludables y equilibradas deben  contener lácteos, hidratos de carbono, frutas y cereales.

Give a Reply