Reduce tu pecho y siéntete a gusto con tu cuerpo

Reduce tu pecho y siéntete a gusto con tu cuerpo

En pleno siglo de la imagen y la estética la fisonomía del cuerpo humano y su apariencia también están sujetos a las modas. Desde la voluptuosidad del Renacimiento a la imagen andrógina de los 70, el ser humano, especialmente la mujer, trata de adaptar su apariencia a esa moda impuesta por factores externos. Con el auge de la medicina estética y la cirugía, estos cambios son más fáciles de obtener; y el pecho es una de las partes del cuerpo más sujeta a los cambios. De pecho muy grande, exagerado y llamativo, a senos pequeños y poco voluptuosos.

Problemas de tener un pecho grande

Aunque no todo se reduce a una cuestión estética; en algunos casos hay mujeres que tienen un pecho muy grande que le provoca dolores de espalda, desviaciones de columna…

Más allá de los estereotipos físicos creados respecto a la mujer, tener el pecho muy grande es un problema de salud. Es la hipertrofia mamaria, que podría afectar aproximadamente a un 15% de las mujeres. Todas ellas suelen ver cómo este problema incide negativamente en su calidad de vida por los problemas físicos y psicológico que provoca.

El peso del pecho puede causar dolor en cuello, hombros y espalda, así como dermatitis. Lo que hemos de tener claro es que la causa de los dolores no es únicamente el tamaño, sino la tendencia a tirar de la espalda y hundir la zona cervical.

Las mujeres que lo padecen pueden tener baja autoestima y problemas para relacionarse. Por todo ello, la cirugía de reducción de pecho es la mejor solución posible.

El aumento de pecho o de mamas sigue siendo la intervención estética más demandada en este país, según la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE): cada año lo hacen entre 18.000 y 19.000 españolas. Sin embargo, la otra cara de la moneda, es que una de cada 20 españolas que recurre a la cirugía plástica lo hace para reducirse el pecho, según también datos de la SECPRE.

A la hora de plantear esta intervención, hemos de tener en cuenta las características de la mujer: el peso, altura, anchura del tórax y estructura osteo-muscular.

Durante la primera consulta, el cirujano plástico evaluará el tamaño y la forma de las mamas, la firmeza de la piel y su estado general de salud Se realizará además una exploración de mamas y en algunos casos se solicitará un estudio mamográfico.

La cirugía de reducción mamaria se realiza en un quirófano, dentro de una clínica u hospital. Suele ser preciso el ingreso, dándose el alta al día siguiente en el caso del aumento mamario y la mastopexia, y a los 2 ó 3 días en el caso de la reducción.

La cirugía se realiza bajo anestesia general, permaneciendo el paciente dormido durante la operación.

Reduce tu pecho

Una reducción mamaria dura entre 2 y 4 horas, aunque en determinados casos puede alargarse. Existen diversas técnicas, pero generalmente las incisiones tienen forma de ancla colocándose alrededor de la areola, en una línea vertical hacia abajo desde la areola y en una línea horizontal en el surco que hay debajo del la mama. A través de estas incisiones se extirpa el exceso de piel, grasa y tejido mamario y se recoloca la areola y el pezón en su nueva posición; en algunos casos se puede asociar liposucción.

Al mes de la intervención, las mujeres pueden hacer su vida normal.

Este mes tenemos una promoción de reducción de pecho desde 5500€ con todo incluido.

Puede consultar con nuestros especialistas para que le informen sobre esta operación y que estudien su caso concreto. Nuestro equipo médico estará encantado de responder a todas sus dudas y recomendarle qué actuaciones realizar.

Give a Reply