Tratamiento para eliminar las manchas solares tras el verano

manchas solares

Tratamiento para eliminar las manchas solares tras el verano

Has abusado del sol, has olvidado ponerte protector solar de forma habitual y ahora tu piel se resiente. Las manchas que han aparecido en tu cara y en tu escote delatan las horas pasadas al sol este verano.

Lo que habitualmente se denominan manchas solares en la piel son en realidad un exceso de pigmentación causado por un aumento exagerado de producción de melanina en el organismo, sustancia que da color a la piel, el cabello y los ojos. Cuando tomamos el sol nuestro cuerpo libera melanina para protegernos de los rayos UVA, por este motivo, la piel se vuelve más oscura al ponernos morenos. Cuando dejamos de exponernos al sol, la piel se regenera y vuelve a su color habitual, pero con el paso de los años a nuestro organismo cada vez le cuesta más despigmentarse, de ahí las manchas.

¿Cómo eliminar las manchas solares?

Dependiendo de la zona en la que hayan aparecido, del estado de tu piel, o de tu edad, los tratamientos para reducirlas o incluso eliminarlas pueden ir desde peelings hasta el uso de láseres.

El peeling químico es un tratamiento que resulta muy efectivo para atenuar las manchas, ya sean hiperpigmentación, melasmas, o cloasmas. La sesión dura aproximadamente 30 minutos, y a lo largo de los días la piel se va renovando mediante un efecto de pelado; las capas de piel que aparecen tras realizar un peeling químico son más nuevas y por tanto más suaves y jóvenes. El tratamiento se puede realizar a diferentes profundidades (superficial, medio o intenso) dependiendo de la gravedad de las manchas solares tratadas, por lo que se emplea una solución química diferente para cada caso. Cuanto más profunda sea la piel tratada, más tiempo necesitará para su renovación total. Los productos empleados de forma más habitual son el ácido láctico, el ácido glicólico o el fenol.

La eliminación de manchas solares con láser se realiza en función del tipo de exceso de pigmentación que haya aparecido, y se emplean distintos tipos: Láser de CO2,  IPL Vascular 540 nm. El médico especialista determinará cuál es el más adecuado y el número de sesiones pertinentes.

Otra forma de combatir las manchas solares es con el uso de la luz pulsada, que gracias a sus longitudes de onda específicas pueden dirigirse al pigmento marrón para una eliminación gradual y selectiva, como un bisturí inteligente que barre todas las estructuras indeseables o lesiones oscuras de la piel.

Si tienes pensado realizarte cualquiera de estos tratamientos, recuerda que no puedes tomar el sol un tiempo antes y después, que es muy importante no descuidar la rutina de fotoprotección diaria, y que antes de plantearnos cualquier tratamiento es conveniente acudir al especialista para que valore nuestras manchas y descarte posibles lesiones cutáneas como el melanoma.

Give a Reply